MENÚ
lunes 17 junio 2019
04:12
Actualizado

Lo que el banco no te cuenta del seguro de vida de tu préstamo

  • Lo que el banco no te cuenta del seguro de vida de tu préstamo

Tiempo de lectura 2 min.

24 de mayo de 2019. 13:08h

Comentada
26/5/2019

ETIQUETAS

“Protege a los tuyos por un poco de dinero al año”. Este es el gancho publicitario que algunos bancos utilizan para que sus clientes vinculen su préstamo personal a un seguro de vida voluntario (sobre todo si el crédito es preconcedido). Desde el comparador financiero HelpMyCash.com, sin embargo, avisan que no es conveniente dejarse llevar por estas expresiones que apelan a los sentimientos del prestatario, ya que estas pólizas pueden encarecer notablemente la financiación y, en muchas ocasiones, tampoco son de gran utilidad.

La protección tiene un precio

Según el comparador, los seguros opcionales que ofrecen los bancos ligados a un préstamo, ya sean de vida o de protección de pagos, no salen especialmente baratos. Y es que estos productos, como es lógico, tienen un precio que va a encarecer la financiación. El coste de la póliza puede variar según la aseguradora, pero también puede ser distinto en función de la edad del titular, de sus coberturas y de las propias condiciones del crédito.

Veamos con un ejemplo cuánto puede encarecerse un crédito por culpa de un seguro. Imaginemos que pedimos 10.000 euros al 7% TIN a devolver en cinco años. Si preferimos no vincular el préstamo a un seguro de vida, al final del plazo habremos devuelto al banco un total de 10.880,75 euros, de los que 880,75 euros corresponderán a los intereses devengados.

En cambio, si suscribimos un seguro de vida con una prima única de 300 euros (a pagar al inicio de la operación), tendremos que sumar esa cantidad al total a reembolsar, lo que dará un monto total de 11.180,75 euros. En consecuencia, la contratación de esa póliza habrá encarecido nuestro préstamo en casi un 35%, algo que no nos saldrá muy a cuenta si nuestra intención es pagar lo mínimo posible por la financiación.

Cuidado con las coberturas

Desde HelpMyCash.com reconocen, no obstante, que algunos clientes querrán contratar el seguro igualmente para que sus familiares no tengan que pagar el préstamo si sucede lo peor. En estos casos, comentan que es recomendable consultar muy bien las condiciones de la póliza, pues generalmente solo se cubre la muerte del titular. De este modo, si también se quiere cubrir una posible incapacidad permanente del prestatario, el seguro saldrá algo más caro.

Asimismo, conviene tener cuidado con los seguros de protección de pagos, cuyo precio es aún más alto que los de vida. Estos cubren los abonos de las cuotas en caso de desempleo o incapacidad temporal del titular, pero solo lo hacen durante 12 meses. Además, algunos bancos exigen contratarlos en la modalidad de prima única financiada (se añade el precio de la póliza al importe del préstamo), lo que sale aún más caro a la larga.

Mejor sin seguro

De todos modos, los expertos de HelpMyCash.com consideran que en muchas ocasiones no sale muy a cuenta firmar un seguro de vida, pues dado el plazo relativamente reducido de los préstamos personales (entre cinco y ocho años como máximo, por lo general), es poco probable que el titular muera si no tiene una edad muy avanzada. Y lo mismo sucede con los seguros de protección de pagos si la situación laboral del prestatario es estable.

Así las cosas, la opción más económica es firmar un crédito al consumo sin seguros vinculados. Dentro del mercado es posible encontrar varios de estos productos tanto en bancos online como en entidades tradicionales: el Préstamo personal de Cetelem (desde el 6,12% TAE), el Crédito Proyecto de Cofidis (desde el 6,11% TAE), el Préstamo Personal Online de Liberbank (desde el 7,43% TAE)...

Pero si se quiere contratar el seguro de vida de todos modos, desde HelpMyCash.com recomiendan no quedarse de primeras con la póliza de la aseguradora del banco, pues es posible que no sea la más barata. En estos casos, es conveniente preguntar en varias compañías para ver cuál de ellas ofrece el precio más bajo, así como preguntar a la entidad financiera si bajaría el tipo de interés a cambio de firmar su seguro.

Últimas noticias