MENÚ
domingo 21 octubre 2018
02:28
Actualizado
  • 1

Los bancos cotizados pagaron 4.600 millones en impuestos hasta junio

Las seis mayores entidades de España obtuvieron unos beneficios antes de impuestos de 14.876 millones en los seis primeros meses del año. Hacienda mantiene su apuesta para gravar más al sector financiero

  • María Jesús Montero, ministra de Hacienda
    María Jesús Montero, ministra de Hacienda

Tiempo de lectura 4 min.

09 de agosto de 2018. 04:40h

Comentada
J. Martín.  9/8/2018

ETIQUETAS

El debate sobre la posibilidad de que el Gobierno acabe creando un impuesto específico a la banca para asegurar en el futuro el pago de las pensiones sigue abierto. Ni siquiera los resultados de los seis primeros meses del año del sector financiero han conseguido aparcar los razonamientos sobre los que los aliados parlamentarios del Gobierno quieren cuadrar las cuentas del próximo ejercicio. Con los datos facilitados por los seis bancos que cotizan en el Ibex 35, el beneficio conjunto antes de impuestos de Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Sabadell y Bankinter en los seis primeros meses del año fue de 14.876 millones de euros por los que pagaron 4.626 millones de euros por el Impuesto sobre Sociedades, lo equivale a hablar de una tasa tributaria del 31%. En la primera mitad del pasado año, las ganancias brutas alcanzaron los 13.132 millones de euros, que tributaron por 3.954 millones, un 30%.

Durante el pasado mes de julio, tanto la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, como el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reiteraron en el Congreso de los Diputados su deseo de imponer un impuesto a la banca para asegurar el pago de las pensiones a los jubilados, aunque en ningún caso adelantaron el más mínimo de talle de cómo se podría materializar. Lo que parece más claro es el motivo: el rescate bancario que el Gobierno español firmó con la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional por un importe de hasta 100.000 millones de euros (de los que se utilizaron 42.000 millones) en 2012 y que evitó que la economía siguiera los mismos pasos de Grecia, Portugal o Irlanda. El hecho de la mayor parte de las ayudas que fueron a parar a las antiguas cajas de ahorros sean consideradas ya como irrecuperables sustenta la idea del Ejecutivo.

Por beneficios, Santander ha sido la entidad que más ha ganado en la primera mitad del año, con 7.480 millones de euros brutos antes de impuestos o 3.752 millones netos. Le siguen BBVA, Caixabank y Bankia. Por impuestos, el ranking no varía: encabeza Santander (2.659 millones), por delante de BBVA (1.213) y Caixabank (443).

Los principales ejecutivos de los bancos cotizados se mostraron prudentes a la hora de analizar la posibilidad de la implantación del impuesto. El consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez, es de la opinión de que «no deberían ponerse impuestos sobre rentas no generadas» y dejó entrever que una decisión de ese calibre «podría llevar a las multinacionales españolas a ser menos multinacionales o a cambiar sus estructuras legales». José Sevilla, consejero delegado de Bankia aseguró que «no es buen un mensaje el que la banca gane mucho. Sería discriminatorio y afectaría a los valores bancarios en su cotización en Bolsa».

La titular de Hacienda mantiene su propósito, pero no especifica de qué forma se sustanciaría el impuesto. Sólo Reino Unido tiene un tributo finalista. La llamada «bank levy», que no se carga sobre la cuenta de resultados sino sobre los pasivos (depósitos, fundamentalmente) a corto y a largo plazo. Montero trabaja con la idea de que esta tasa esté en vigor a partir de 2019 y pueda recaudar más de 1.000 millones de euros anuales.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs