Economía

Los concesionarios de coches, saturados de "kilómetros cero"

Las redes de venta acumulan un "stock"de 100.000 vehículos de este tipo a los que no pueden dar salida, según Faconauto. De aquí a final de año se espera que lleguen otros 30.000.

Publicidad

Saturados de "kilómetros cero". Así se encuentran los concesionarios españoles. Según ha denunciado esta semana la patronal del sector (Faconauto), en sus garajes y zonas de exposición hay acumulado un "stock"de 100.000 vehículos de este tipo, que engloba los que tienen menos de 1.000 kilómetros y que las marcas automatriculan para dar salida de sus fábricas.

El problema es que estos vehículos no tienen mercado. Según Faconauto, no hay tanta demanda para tanta oferta, lo que está lastrando el mercado de segunda mano. Los concesionarios aseguran que tienen que trasladar a los clientes "grandes ofertas para dar salida a los vehículos", lo que supone "un círculo vicioso que va en contra de la rentabilidad", según explicó hace unos días el presidente de la patronal, Gerardo Pérez.

Lejos de haber buenas perspectivas, el sector teme que en los próximos meses, los fabricantes automatriculen otros 30.000 vehículos que engrosarán las ya saturadas instalaciones de los concesionarios.

La fiebre por las automatriculaciones tiene que ver con la entrada en vigor el año próximo de una nueva normativa anticontaminación de la Unión Europea. En virtud de la misma, todos los coches nuevos que superen los 95 gramos de CO2 por kilómetro serán multados. Un vehículo con un nivel de 120 gramos, bastante habitual en este momento, recibiría una sanción de unos 2.375 euros -95 euros por gramo excedido- que los fabricantes repercutirían sobre el cliente final.

Publicidad

Ante esta circunstancia, a corto plazo, todas las marcas tratarán de vaciar sus almacenes de los coches más contaminantes para que el año próximo no lastren sus objetivos de CO2. De hecho, ya lo están haciendo. En octubre, las matriculaciones de vehículos se incrementaron en seis puntos y medio. Pero ha sido una mejora artificial. Mientras que el canal de empresas, donde se contabilizan las automatriculaciones, experimentó un incremento del 28,8% con respecto al año pasado, las compras de clientes particulares retrocedieron un 6,9%. En los primeros diez meses del año, las ventas en este segmento han retrocedido el 12,4%.