MENÚ
martes 18 diciembre 2018
18:06
Actualizado

Los españoles prefieren pagar en efectivo y llevan 50 euros en la cartera

La extracción media semanal del cajero es de 73 euros. La retirada en ventanilla asciende a 124 euros

  •  El uso de billetes y monedas en España está en retroceso, pero todavía es mayoritario y los usuarios lo justifican por comodidad, facilidad en el control del gasto o su menor coste.
    El uso de billetes y monedas en España está en retroceso, pero todavía es mayoritario y los usuarios lo justifican por comodidad, facilidad en el control del gasto o su menor coste.

Tiempo de lectura 4 min.

17 de junio de 2018. 02:03h

Comentada
Jesús Rivasés 17/6/2018

La mayoría de los españoles todavía prefiere pagar en efectivo. Esa es la opción favorita del 53% de la población, según la última encuesta sobre el uso del efectivo, realizada en 2017 por el Banco de España, cuyos resultados son compatibles con un estudio reciente del Banco Central Europeo sobre el mismo asunto en los países del euro. El uso de billetes y monedas en España está en retroceso, pero todavía es mayoritario y los usuarios lo justifican por comodidad, facilidad en el control del gasto o su menor coste. No obstante, la tarjeta de débito, elegida por el 41%, es ya el segundo medio de pago, mientras que la tarjeta de crédito sólo es preferida por el 6%.

Los datos varían y aumentan la importancia del efectivo si se contabilizan las transacciones realizadas en los puntos de venta. Así, el efectivo es utilizado en el 73% de la compras/ventas en los países de la eurozona y representan un 53% del valor de esas operaciones. En España, las cifras son algo superiores a la media y llegan al 87% en el número de transacciones y al 68% de su valor, según el informe «Cierre de oficinas bancarias y acceso al efectivo en España» elaborado por Concha Jiménez Lozano y Helena Tejero Sala, respectivamente, directora general de Efectivo y Sucursales y directora del departamento de Emisión y Caja del Banco de España publicado por esta institución.

El informe detalla que el valor medio de las transacciones en efectivo –en puntos de venta, entendidos como comercios de todo tipo en el sentido más amplio– fue de 12,38 euros en los países de la eurozona y algo menos, de 8,8 euros, en España. El 65% de las operaciones fue inferior a 15 euros. En cualquier caso, los billetes y monedas son utilizados de forma general para la inmensa mayoría de las compras/ventas inferiores a 45 euros.

Los españoles prefieren pagar en efectivo y llevan 50 euros en la cartera

Dinero en el bolsillo

Los europeos suelen llevar en su cartera unos 65 euros de media en billetes y monedas, una cifra que desciende a los 50 euros en España, según el estudio de Henk Esselink y Lola Hernández, economistas del Banco Central Europeo. Además, añaden que «el 16% de los consumidores de la zona euro (excluyendo a Alemania) recibieron al menos una cuarta parte de sus ingresos regulares en efectivo el año 2016». En el caso de España, afirma el mismo informe, el 21% de los consumidores cobró al menos una cuarta en billetes y monedas. Todos estos datos, y sobre todo la preponderancia del efectivo como medio de pago más aceptado en los países de la eurozona, resulta tan sorprendente que Concha Jiménez y Helena Tejero se ven obligadas a explicar que «este resultado contrasta con la percepción generalizada del menor uso de efectivo y el incremento de otros medios de pago». Sin embargo, los datos del Banco de España y del Banco Central Europeo, además de coincidir entre ellos, demuestran otra realidad.

El informe de Jiménez y Tejero aborda también el tema de dónde obtienen los españoles el dinero en efectivo. Los resultados son claros: «Los cajeros automáticos son la principal fuente de obtención de efectivo por los consumidores». El 61% de los españoles acuden de forma regular y casi única a los cajeros automáticos, mientras que sólo un 8% va a las ventanillas bancarias de forma exclusiva para retirar dinero. Además, un 20% de los encuestados explica que retira dinero de cajeros o del banco dos o tres veces al mes. Y hay diferencias según la fuente de obtención del metálico. Jiménez y Tejero afirman que «el número medio de extracciones semanales de efectivo en cajeros por persona es de 0,5 por un importe de 73 euros, mientras que en el banco el número medio por semana y persona es de 0,1, siendo su importe bastante superior, 124 euros». Hay otras vías de obtención de efectivo, pero son menores y su cuantificación es prácticamente imposible, ya que ese dinero procede del guardado en los domicilios, del que se percibe de familiares y amigos en algunas ocasiones y también del llamado «cash-back», que es el nombre que recibe la operación en la que en un establecimiento se paga con tarjeta por un importe superior a la compra efectuada y se percibe lo que sería en cambio en billetes y monedas.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs