MENÚ
domingo 19 mayo 2019
10:51
Actualizado

Los fraudes más comunes cometidos con tarjetas bancarias

  • Los fraudes más comunes cometidos con tarjetas bancarias

Tiempo de lectura 2 min.

20 de abril de 2019. 17:33h

Comentada
21/4/2019

ETIQUETAS

Los hurtos y fraudes con nuestras tarjetas bancarias son más comunes de lo que creemos. De acuerdo con la última Memoria Anual sobre Vigilancia de Sistemas de Pago publicada por el Banco de España, el número de operaciones fraudulentas con tarjetas bancarias emitidas en España llegó hasta las 592.000 en 2017, alcanzando un total de 40 millones de euros. Estas cifras implican, de media, una operación fraudulenta al año por tarjeta por un importe medio de 68 euros, nos explica el comparador financiero HelpMyCash. ¿Qué podemos hacer para protegernos de este tipo de robos?

Cómo evitar los fraudes con tarjeta

Las formas en las que nos pueden robar la tarjeta física o sus datos para operar con ella de manera fraudulenta son de los más variados. De acuerdo con la memoria del BdE, el 67% es debido a datáfonos, el 29% a la operativa remota y el 5% a los cajeros automáticos.

Con respecto al fraude más común, el del robo con datáfono, suele darse en establecimientos donde el TPV ha sido manipulado y reemplazado por una copia fraudulenta sin que el vendedor lo notase. Un truco para saber si el datáfono es legítimo es que los TPV normales dejan introducir la tarjeta hasta la mitad del plástico. Si esto no es así, debemos dudar. Otra forma es introducir el número pin incorrecto. Si la compra se realiza igualmente, debemos llamar a la policía inmediatamente. Además, es aconsejable siempre pedir la copia de la compra y comprobar el nombre del establecimiento.

Los fraudes de operativa remota se refieren, principalmente, a las compras online. En estos casos la única manera de asegurarnos de realizar una compra online segura es a través de páginas web de confianza. Esto lo podremos saber mirando si la URL comienza por “https” y tiene el texto “es seguro” al comienzo de la dirección. Para más seguridad siempre podremos utilizar tarjetas prepago o tarjetas virtuales de un solo uso. Por ejemplo, los clientes de la cuenta Online de BBVA podrán disfrutar de la Tarjeta Antes sin comisiones anuales para compras online y los usuarios de la cuenta ON de Bankia tienen a su disposición la tarjeta Virtual diseñada específicamente para compras en Internet.

El tercer fraude más común por orden, de acuerdo con el Banco de España, es en la operativa con cajeros. Las formas en que los engaños se llevan a cabo a través de cajeros automáticos son muy imaginativas. Como medidas de seguridad que siempre deberíamos realizar antes de sacar efectivo es mover ligeramente el teclado y el lector de la tarjeta para asegurarnos de que nadie los ha sustituidos por unos fraudulentos además de comprobar que la ranura por donde sale el dinero no está tapada por nada. Finalmente, al introducir el código pin siempre debemos tapar el teclado con la otra mano y nunca aceptar la ayuda de “buenos samaritanos” en el caso de que tengamos algún problema con el cajero; lo mejor siempre es llamar al teléfono de ayuda técnica que aparecerá en el propio cajero.

Igualmente, cada dos o tres meses o siempre que tengamos alguna sospecha de que nuestra tarjeta está siendo usada por terceros es aconsejable cambiar el pin de las tarjetas bancarias que hayamos utilizado para más seguridad y revisar todas las operaciones realizadas desde la última vez que lo cambiamos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas