MENÚ
sábado 20 julio 2019
22:23
Actualizado

Camino de Madrid por un sector lácteo estable y precios dignos

  • Sobre estas líneas, los líderes agrarios, Donaciano Dujo, González Palacín y Matías Llorente encabezan la marcha.
    Sobre estas líneas, los líderes agrarios, Donaciano Dujo, González Palacín y Matías Llorente encabezan la marcha.
León.

Tiempo de lectura 4 min.

24 de agosto de 2015. 11:06h

Comentada
León. 24/8/2015

Por un sector lácteo seguro y estable, y con precios dignos para la leche por encima de los costes de producción para que de esta forma al ganadero le resulte rentable la explotación y pueda seguir viviendo de ella e invirtiendo en ella. Estas son, grosso modo, las principales reclamaciones de los ganaderos del vacuno de leche ante la grave situación en la que se encuentran, y que llevan a pie al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en la denominada Marcha Blanca por el futuro del sector lácteo. No en vano, en la actualidad estos ganaderos venden el litro de leche a unos 26 céntimos cuando el coste que tienen que soportar para producirla es diez céntimos superior, lo que a muchos les produce unas pérdidas mensuales de unos 2.000 euros.

Un centenar de ganaderos salían ayer sobre las diez y media de la mañana desde León con destino a Madrid, conscientes de la dificultad de su misión pero ilusionados y esperanzados en que el resultado final será satisfactorio para sus intereses. Una marcha impulsada por las organizaciones agrarias Asaja, Unión de Campesinos de Castilla y León (Uccl) y Ugal-Upa, cuyos líderes Donaciano Dujo, Jesús Manuel González Palacín y Matías Llorente, respectivamente, encabezaban ayer en su salida en León, con la que quieren llamar la atención del Gobierno de España para que actúe de mediador entre las partes para dar rentabilidad a la leche y evite así que se sigan cerrando explotaciones. En concreto, y según apuntaba el líder de Uccl, en estos momentos hay en nuestra Comunidad alrededor de 1.400 explotaciones ganaderas cuando hace treinta años eran 65.000.

Desde Asaja, Dujo insistía en que la principal necesidad de los ganaderos no son las ayudas, que también son importantes, sino dar seguridad y estabilidad al sector y que el ganadero recibe un dinero por la leche mayor que lo le cuesta producirla. «Un precio digno por encima de los costes de producción es lo más importante», señalaba el líder de Asaja, mientras reclamaba al Gobierno de España más sensibilidad e implicación y que trabaje para que, «de una vez por todas», haya un etiquetado para comprobar que la leche que se produce procede de Castilla y León.

Despoblación

Matías Llorente, por su parte, advertía que la situación del sector es «crítica», porque el sector a nivel nacional es «deficitario», y llamaba la atención de la importancia de este sector para la economía de los pueblos y para combatir la despoblación. «Si no hay riqueza no habrá población en el medio rural», sentenciaba el secretario general de Ugal-Upa.

Todos ellos insisten en la necesidad de que el Gobierno de España haga una política fuerte con este sector y le apoye con decisión, y ponían como ejemplo lo ocurrido en Francia, donde las administraciones se remangaron la camisa y sentó a todos los implicados para llegar a un acuerdo, como el camino a seguir para poder salvar a un sector «que agoniza».

La Marcha Blanca consta de doce etapas y durante la misma los ganaderos participantes irán rotándose porque tienen que atender sus explotaciones. La comitiva terminará su viaje frente a las puertas del Ministerio de Agricultura en la capital de España, donde se llevará a cabo una concentración en la esperan reunir a miles de ganaderos y familiares de toda España.

Últimas noticias