MENÚ
sábado 17 agosto 2019
23:52
Actualizado

Los problemas del Boeing 737 MAX le hacen un roto a Ryanair

La aerolínea irlandesa cerrará bases este invierno ante el retraso en la entrega de los aparatos que tiene pedidos del modelo. O’Leary asegura que se desconoce la fecha en que los aviones volverán a estar operativos

  • Un avión de Ryanair estacionado en el aeropuerto de Weeze, Alemania
    Un avión de Ryanair estacionado en el aeropuerto de Weeze, Alemania /

    Martin Meissner / AP

Tiempo de lectura 2 min.

16 de julio de 2019. 17:52h

Comentada
Roberto L. Vargas 16/7/2019

Los problemas de Boeing con su modelo 737 MAX están ocasionando pingües perjuicios operativos y económicos a las aerolíneas que cuentan con aparatos de este modelo en su flota. Ryanair ha anunciado hoy que el retraso en la entrega de varios aparatos de este modelo que tiene encargados le obligará a cerrar algunas de sus bases de forma temporal o indefinida durante el próximo invierno y el verano de 2020. La demora de estas entregas reducirá su crecimiento del 7% al 3% en el verano de 2020, desde los 162 millones previstos a los 157 millones, lo que le obligará a estos cierres.

La compañía irlandesa todavía no tiene decidido a qué bases afectará la medida. Según ha asegurado hoy en un comunicado, está analizando cuales son las que tienen el rendimiento más bajo o son deficitarias. Después, iniciará un proceso de diálogo con los sindicatos y los trabajadores para planificar el procedimiento.

Ryanair ha encargado a Boeing 58 aviones MAX200, una variante del modelo siniestrado en Indonesia y Etiopía en un lapso de tiempo de seis meses que provocó en marzo que los reguladores mundiales prohibiesen sus vuelos. La aerolínea irlandesa calcula que los MAX 200 podrían tener luz verde para volar “dos meses después de que los MAX regresen al servicio”. El problema está en que no hay una fecha definida para esta vuelta.

Unas semanas después del siniestro de Etiopía que dejó a los 737 MAX en tierra, Boeing aseguró haber corregido al fallo en el software de su sistema de estabilización (MCAS, por sus siglas en inglés) que habría provocado los siniestros. Sin embargo, el fabricante reconoció después que no había sido así y siguió trabajando en el problema. Recientemente, el regulador americano (FAA, por sus siglas en inglés) ha identificado un nuevo riesgo potencial que Boeing debe abordar en su modelo 737 MAX.

Si el modelo volviera a estar operativo entre septiembre y diciembre, Ryanair calcula que podría tener en su flota un máximo de 30 de los 58 aparatos que solicitó para el próximo verano, lo que conllevaría la reducción de tráfico prevista por Ryanair. Boeing espera presentar en septiembre un paquete para su certificación a la FAA.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs