MENÚ
martes 15 enero 2019
19:08
Actualizado

Madrid, a un paso de superar a Cataluña como locomotora económica de España

Su PIB representa ya el 18,7% del total nacional, frente al 18,9% del catalán

Durante la crisis, ha recortado en siete décimas la diferencia

  • Madrid, a un paso de superar a Cataluña como locomotora económica de España
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

03 de agosto de 2015. 01:56h

Comentada
Madrid. 3/8/2015

ETIQUETAS

Gustan los nacionalistas e independentistas catalanes de sacar a relucir la relevancia de Cataluña para la economía española cada vez que amenazan con la secesión. La comunidad autónoma que gobierna Artur Mas tiene, y seguirá teniendo, un peso muy importante en la riqueza nacional. Pero el simbólico título que ahora ostenta de locomotora de la economía española corre serio peligro. Los siete años de crisis han estrechado hasta casi hacerla desaparecer la diferencia que separaba a esta región de la segunda más pujante del país, la Comunidad de Madrid.

En 2007, el PIB a precios de mercado de Cataluña era de 197.400 millones de euros. El ejercicio pasado, los estragos de la crisis lo había reducido a 199.800 millones, según recogen las últimas previsiones económicas de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas). El de Madrid evolucionó en sentido inverso. Su riqueza ha pasado de 194.500 millones a 197.700 millones, apenas 2.100 menos que la catalana. En 2007, la brecha era de 8.900 millones. Este acercamiento ha propiciado que, en términos de lo que representan los PIB de ambas comunidades sobre el total nacional, la diferencia se haya estrechado en siete décimas. Si en 2007 la riqueza catalana representaba el 18,8% del total de la nacional y la madrileña el 18%, en 2014 la de Cataluña había crecido hasta al 18,9% y la de Madrid, hasta el 18,7%.

En términos de PIB per cápita, la Comunidad de Madrid también ha salido mejor librada de la crisis. En 2007, este indicador alcanzaba los 31.617 euros, que se habían reducido a 31.004 el pasado ejercicio, 613 menos. Sin embargo, en Cataluña se ha reducido desde los 28.124 euros de hace ocho años a los 26.996 euros de 2014, 1.128 menos. Este parámetro, no obstante, está directamente ligado a la población de cada territorio, lo que juega a favor de Madrid. Con un PIB casi igual que el de Cataluña, tiene, sin embargo, más de un millón menos de habitantes -6,3 frente a 7,4- , lo que eleva la riqueza por habitante.

Si se cumplen los pronósticos de Funcas, entre este año y el que viene la distancia entre ambas comunidades autónomas se habrá reducido todavía más. La institución espera que la economía catalana crezca este ejercicio un 3,7% y que la madrileña lo haga una décima más. Para 2016, su pronóstico es que el PIB catalán se incremente un 3,2% y el madrileño, un 3,4%. Es decir, que entre 2015 y 2016, la Comunidad de Madrid crecerá tres décimas más que Cataluña.

La pérdida de riqueza de Cataluña podría haber sido todavía peor de no haber contado con el soporte del Estado, que entre 2012 y 2015 le ha prestado asistencia financiera por valor de 41.609 millones de euros, cantidad equivalente al 4% del PIB nacional. Ese dinero, que representa la mitad de lo que se ha inyectado en la banca española para recapitalizarla, ha evitado su quiebra. La comunidad, con unas cuentas completamente desequilibradas, no tiene capacidad para financiarse de forma autónoma en los mercados y se mantiene a flote gracias al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) articulado por el Ministerio de Hacienda para financiar a las regiones en apuros. Las cuentas catalanas, pese a tan cuantiosa ayuda, no se han recuperado. En 2014, su déficit todavía era del -2,6% y su deuda se había disparado del 7,8% de su PIB en 2007 hasta el 32,4%.

La crisis no ha sido el único lastre para la economía catalana en los últimos años. La deriva independentista que abandera Artur Mas ha jugado en contra de sus intereses. Desde el mismo instante en que el Gobierno de Convergencia –antes de CiU– puso en marcha su hoja de ruta para convocar un referéndum secesionista, el dinero comenzó a mirar con recelo a esta comunidad y a fugarse. Según datos del Ministerio de Economía, la inversión extranjera alcanzó en 2014 en España los 17.626 millones de euros, un 9,28% más que en el año anterior. Mientras en Cataluña la inversión extrajera caía 559 millones de euros, un 15%, en la Comunidad de Madrid aumentó un 0,6%, alcanzando una inversión total de 8.723 millones por los sólo 2.968 millones de la catalana. En regiones limítrofes, como la valenciana, la inversión aumentó un 300%. La Asociación de Empresarios Catalanes, plataforma contraria a la independencia, achaca la caída a los planes de Mas, que generan «serias dudas» entre los inversores extranjeros sobre el futuro de la comunidad. Al Gobierno catalán, sin embargo, no parece inquietarle la sangría, pues tildó la caída de la inversión de «cíclica» y «no significativa». Su argumento para defender su política es que, en los últimos años, Cataluña ha sido uno de los principales polos de atracción de inversiones de la Europa continental.

La capital gana en salarios

Aunque Cataluña aún supera a Madrid en el porcentaje del PIB con respecto al total nacional, hay ya algunos parámetros en los que la comunidad de Mas pierde terreno con la capital. El principal es el de los salarios. Según hizo público esta semana el Instituto Nacional de Estadística, la brecha salarial a favor de Madrid con respecto a Cataluña ha crecido un 68% durante el gobierno de CiU. En total, los catalanes ganaron en 2014 una media de 23.849 euros brutos, frente a los 27.171 de los madrileños.

Ver a pantalla completa

Últimas noticias