Merkel aboga por mejorar la movilidad laboral para reducir el paro

Angela Merkel abogó hoy por aplicar "medidas puente"hasta que las reformas que han puesto en marcha algunos países tengan efecto y contribuyan a reducir el desempleo.

La canciller alemana, Angela Merkel abogó hoy por aplicar "medidas puente"hasta que las reformas estructurales que han puesto en marcha hasta ahora algunos países tengan efecto y contribuyan a reducir el desempleo.

En su intervención en el Foro Económico Mundial, que se celebra en la ciudad suiza de Davos, Merkel recordó que el desempleo entre la gente joven en España supera el 50 %.

"Debemos aplicar hoy reformas estructurales para que podamos vivir mañana mejor", según la canciller alemana.

Merkel instó a "mejorar la movilidad de las fuerzas laborales dentro del mercado común"y a "romper las barreras que existen actualmente, como el idioma".

La canciller germana añadió "que todo el que pueda contribuir a que un joven en Europa tenga empleo es bienvenido de corazón".

Advirtió de que existe un nuevo foco de inestabilidad en Europa en el elevado desempleo en algunos países europeos

Europa debe tener cuidado de que "la situación política no se agrave y surja de nuevo inestabilidad".

"La competitividad es un tema central para el bienestar de Europa en el futuro", dijo Merkel recordando que su homólogo británico, David Cameron, también ha considerado en Davos que es un asunto muy importante.

Merkel mostró su preocupación por China y Japón en lo que se refiere a los tipos de cambio de sus divisas, que pueden perjudicar la competitividad de la zona del euro.

La canciller alemana mostró el interés de Europa de lograr un mercado libre con EEUU.

"Los bancos centrales puede crear puentes pero no solucionar los problemas estructurales de las decisiones políticas", ni la falta de competitividad de algunos países, señaló Merkel para después destacar el trabajo que ha realizado el Banco Central Europeo (BCE) para afrontar la crisis financiera y de endeudamiento de la zona del euro.

Merkel recordó que el mandato del BCE es diferente del de la Reserva Federal estadounidense (Fed) y no tiene que buscar la creación de crecimiento o empleo, sino la estabilidad de precios.

La mandataria alemana destacó las medidas no convencionales que el BCE ha aplicado para afrontar la crisis, como las inyecciones de liquidez ilimitada a largo plazo.

Davos, una ciudad del este de Suiza de 12.000 habitantes, reúne anualmente desde 1971 a los líderes económicos, financieros, empresariales y políticos para debatir las principales amenazas globales.