MENÚ
viernes 23 agosto 2019
03:30
Actualizado

Trágico final del banquero «black»

La Guardia Civil apunta al suicidio como causa del fallecimiento del ex presidente de Caja Madrid, que apareció muerto de un tiro en la finca de un amigo en Córdoba. La familia se aferra a que se le disparase el arma por accidente.

  • Operarios de la funeraria, a su llegada al Tanatorio de la Fuensanta de Córdoba, trasladan el féretro con el cadáver del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa al Instituto Anatómico Forense para practicarle la autopsia.
    Operarios de la funeraria, a su llegada al Tanatorio de la Fuensanta de Córdoba, trasladan el féretro con el cadáver del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa al Instituto Anatómico Forense para practicarle la autopsia.

Tiempo de lectura 4 min.

20 de julio de 2017. 03:38h

Comentada
J.M.Zuloaga Madrid. 19/7/2017

El escenario que se encontraron los agentes de la Guardia Civil cuando acudieron a la finca Puerto del Toro, en el término municipal de Villanueva del Rey (Córdoba), donde, según el aviso recibido, había una persona muerta con un tiro en el pecho, era el correspondiente a un suicidio, según han informado a LA RAZÓN fuentes de la investigación.

No quisieron entrar en detalles, que podrían resultar «morbosos», por los delicado del asunto y respeto al fallecido, identificado inmediatamente como Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid.

Expertos en armas

Sin embargo, precisaron, que se trata de la hipótesis con la que se trabaja que deberá ser refrendada, o no, con los resultados de la autopsia que hoy se realizará al cadáver de Blesa, que una vez levantado por la autoridad judicial, fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Córdoba.

Blesa se habría disparado con uno de sus fusiles (poseía legalmente 15 armas de caza) y su fallecimiento se produjo a las 8.40 horas de ayer, según los servicios sanitarios desplazados a la zona tras recibir una llamada de alerta efectuada a las 7.50 horas por un trabajador de la finca, a la que había llegado Blesa durante la madrugada del miércoles.

El citado empleado del complejo cinegético, de una extensión de 1.600 hectáreas, en plena Sierra Morena, llamó al 112, al comprobar, tras oír un disparo, que Blesa se encontraba inerte en el interior de su automóvil con un disparo en el pecho. Otras fuentes indican que estaba en el exterior del vehículo.

La muerte del exbanquero se produjo, según las primeras observaciones, por perforación en el tórax de una bala de rifle.

La secuencia de los hecho, según diversas fuentes, fue la siguiente. Miguel Blesa estaba desayunando con el gestor de la sociedad encargada del coto y amigo suyo, un trabajador y el guarda encargado de la seguridad del complejo de caza. Había llegado a Puerto del Toro a las dos de la madrugada conduciendo su propio coche. En el vehículo no le acompañaba nadie más.

Descansó unas horas y, a las siete de la mañana, se sentó a desayunar con la idea de participar en un descaste de ciervas, que estaba autorizado.

Al parecer, tenía previsto pasar unos días de descanso en la finca, con cuyo gerente le unía una gran amistad.

Mientras desayunaba, se levantó y comentó que iba a mover su coche. Se oyó un solo disparo y fue en el garaje donde el trabajador del complejo encontró a Blesa. Inmediatamente, alertó a los Servicios de Emergencias 112 para que mandaran una ambulancia.

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de la Comandancia de Córdoba han asumido la investigación.

En primer lugar, tomaron declaración al grupo de personas que estuvieron con Blesa en los últimos momentos. No ha trascendido el contenido de dichas manifestaciones.

Una de las personas alertadas de lo que había ocurrido fue el alcalde de Villanueva del Rey, Pedro Barba, quien manifestó que las primeras líneas de investigación apuntan a «un accidente provocado por él mismo», en referencia a Blesa. «Parece ser que es un suicidio con su propia arma», declaró al programa «Espejo Público», de Antena 3.

La finca, agregó, es «bastante conocida por la calidad de sus reses» y en la misma trabajaban de forma estable agricultores, ganadores y empleados de mantenimiento.

Por su parte, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, señaló que se encuentran a la espera de los informes forenses que certifiquen la causa de su muerte. «Ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal de Córdoba, según los datos que obran en mi poder y estaremos a expensas de que nos emitan los informes».

Por su parte, medios próximos a la familia de Blesa están convencidos que nos hayamos ante un accidente de caza, que no son infrecuentes en este tipo de actividad deportiva en que se utilizan armas de fuego, algunas de gran potencia y alcance como los rifles.

La propia secuencia de los hechos no parece casar con lo que se supone el comportamiento de un suicida.

Una persona que llega a las dos de la madrugada a un lugar alejado de su hogar, que duerme unas horas, desayuna con una serie de personas antes de iniciar una jornada de caza y, en un determinado momento, de forma inesperada, se levanta de la mesa y se dirige a su automóvil para quitarse la vida con su propio rifle.

Sin embargo, las evidencias que encontraron los agentes de la Guardia Civil que efectuaron una primera inspección apuntan a que se trata de un suicidio.

La autopsia que se realizará hoy al fallecido podría arrojar mucha luz sobre lo que realmente ha ocurrido. Si se confirma el suicidio, las razones de un comportamiento tan atípico no se conocerán nunca salvo, como suele ocurrir en algunos casos, apareciera un mensaje; o las declaraciones de los que estaban con él hayan aportado algún dato.

Últimas noticias