MENÚ
martes 18 septiembre 2018
22:28
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Bruselas pide a España un plan presupuestario antes del 15-0

Pierre Moscovici pide prudencia a Pedro Sánchez a la hora de elaborar los PGE para el próximo año

  • Pedro Sánchez, y el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, durante su reunión hoy en La Moncloa. EFE/Emilio Naranjo
    Pedro Sánchez, y el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, durante su reunión hoy en La Moncloa. EFE/Emilio Naranjo
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

07 de septiembre de 2018. 03:55h

Comentada
Jesús Martín.  Madrid. 6/9/2018

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, pidió ayer al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que España presente en tiempo y hora un proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019 a Bruselas antes del 15 de octubre, al igual que tiene que hacer el resto de países de la Unión Europea. Sánchez y Moscovici se entrevistaron ayer en el Palacio de la Moncloa por espacio de una hora. El hecho de que el Gobierno tenga previsto presentar el anteproyecto de ley de Presupuestos en el mes de noviembre no es incompatible con la petición de Bruselas, que se refiere a un plan presupuestario, un borrador, lo que técnicamente se conoce como «draft budgetary plan» en la jerga comunitaria.

En el transcurso de la reunión, Sánchez ha transmitido a Moscovici la intención del Ejecutivo español de cumplir con el procedimiento establecido y presentar los grandes números de 2019 a la Comisión Europea. Este plan define las líneas principales de los Presupuestos que el Gobierno presentará en el Congreso de los Diputados antes de que finalice el próximo mes de noviembre, tal y como aseguró el pasado lunes Pedro Sánchez a la cadena Ser.

Moscovici pidió prudencia a España en la elaboración de las cuentas para el próximo ejercicio, toda vez que «se requiere un esfuerzo fiscal importante», por lo que pidió un Presupuesto que dé prioridad a la inversión productiva y a la reducción de los gastos innecesarios». En principio, las líneas maestras que Bruselas le pide a España no tienen mucho que ver con los mensajes lanzados desde el Gobierno y sus posibles socios parlamentarios, que hablan de incrementar fuertemente el gasto social y de crear nuevas figuras impositivas que financien los gastos adicionales. El simple hecho de presentar un techo de gasto de 125.064 millones de euros, un 4,4% más que en 2018, hace pensar en las dificultades que Sánchez tendrá para sacar adelante el proyecto de ley en el Congreso de los Diputados.

El comisario europeo se ha mostrado confiado en que España se mantendrá como uno de los líderes del crecimiento económico europeo. En declaraciones a los medios antes de intervenir en la jornada «Crecimiento e inclusión social» organizada por Funcas, Moscovici confió en que las previsiones que la Comisión Europea lanzará en los próximos meses mostrarán un crecimiento «robusto», porque España cuenta con los activos «para permanecer como está hoy», es decir, entre las economías que más crece de la Unión Europea. Asimismo, cree que el Gobierno español desarrollará políticas proeuropeas, porque ese es su compromiso y porque esto permitirá avanzar en el crecimiento económico y la creación de empleo, algo que precisará también la sostenibilidad de las finanzas públicas.

Moscovici no quiso entrar en la conversación con Sánchez ni posteriormente con la ministra de Economía, Nadia Calviño, en una guerra de números sobre déficit o deuda, los dos aspectos, que junto con el paro, más preocupan a la Comisión Europea. Prefirió destacar que, después de años de gestionar una crisis muy profunda, con medidas a menudo muy impopulares, «España está en el camino de abandonar el procedimiento de déficit excesivo este año. Tomaremos una decisión la próxima primavera, sobre la base de los datos finales de 2018 validados por Eurostat y asumiendo que, como muestran nuestras previsiones actuales, el déficit se mantendrá por debajo del 3% en los años venideros». Una vez que España baje su déficit por debajo del 3% del PIB deberá seguir siendo una economía estable y mantener sus compromisos, como reducir el déficit estructural. «Ese el mensaje que lanzo a todos los países».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs