Nokia pierde más de 3.000 millones en 2012 y cancela el dividendo

La finlandesa vuelve a beneficios en el cuarto trimestre tras casi dos años en 'números rojos'

El fabricante finlandés de teléfonos móviles Nokia ha cerrado el ejercicio 2012 con pérdidas por importe atribuido de 3.106 millones de euros, lo que representa un empeoramiento del 167% respecto al resultado negativo de 2011, aunque la multinacional logró volver a beneficios en el cuarto trimestre tras casi dos años en 'números rojos', a pesar de lo cual ha decidido suspender por primera vez en más de 140 años el reparto del dividendo correspondiente al último ejercicio para garantizar la flexibilidad financiera de la compañía.

La facturación de Nokia en el conjunto de 2012 alcanzó los 30.176 millones de euros, un 21,9% menos que el año anterior, tras registrar un descenso del 34% en los ingresos de su división de teléfonos móviles y servicios, que vendió un total de 335,6 millones de unidades en 2012, un 20% menos, con un precio medio de venta de 47 euros, un 18% menos.

En concreto, Nokia vendió a lo largo del año 35,1 millones de 'smartphones', un 55% menos que en 2011, aunque su precio medio de venta subió un 11%, hasta 155 euros, mientras que el número de teléfonos móviles convencionales vendidos fue de 300,5 millones a un precio medio de 31 euros, un 11% menos.

No obstante, las cuentas anuales no permiten apreciar completamente el impacto positivo de los lanzamientos de los nuevos 'Lumia' y de las medidas de reestructuración acometidas por la multinacional, que obtuvo en el último trimestre del ejercicio un beneficio neto atribuido de 202 millones de euros, el primero en prácticamente dos años, en contraste con las pérdidas de 1.164 millones del cuarto trimestre de 2011.

Asimismo, el fabricante finlandés obtuvo un beneficio operativo de 439 millones de euros, frente a las pérdidas de 954 millones del año pasado, mientras que su facturación sumó 8.041 millones, un 19,6% por debajo del dato del cuarto trimestre de 2011, pero un 11% menor que en los tres meses anteriores.

En concreto, la división de teléfonos móviles ingresó un 36% menos respecto al mismo periodo de 2011, pero un 8% más en valores secuenciales, tras vender 86,3 millones de unidades, un 24% menos que hace un año, pero un 4% más que en el tercer trimestre.

En este sentido, la facturación por la venta de 'smartphones' en el cuarto trimestre bajó un 55% interanual, con la venta de 6,6 millones de unidades, una cifra un 66% inferior a la de hace un año, pero un 5% por encima del dato del tercer trimestre, de los que 4,4 millones correspondieron al dispositivo 'Lumia'.

El precio medio de venta de los smartphones de Nokia en el cuarto trimestre fue de 186 euros, un 33% más que hace un año y un 30% por encima del tercer trimestre, impulsado por la introducción de los últimos lanzamientos del 'Lumia', cuyo precio medio de venta alcanzó los 192 euros.

En el caso de los móviles convencionales, las ventas de Nokia alcanzaron los 79,6 millones de unidades, un 15% menos que en 2011, a un precio medio de 31 euros, un 3% por debajo del marcado en el cuarto trimestre del año anterior.

"Estamos muy animados porque la ejecución de nuestra estrategia comienza a trasladarse a nuestros resultados financieros", destacó Stephen Elop, consejero delegado de Nokia.

Por otro lado, el fabricante finlandés ha anunciado su intención de suspender el reparto del dividendo correspondiente al ejercicio 2012, que habría ascendido a un total de 750 millones, con el fin de garantizar la "flexibilidad estratégica"de la compañía.

"Los resultados financieros de Nokia en el cuarto trimestre combinados con esta propuesta sobre el dividendo consolida aún más la fuerte posición de liquidez de la empresa", anunció la compañía fundada en 1865.

De este modo, la compañía ha informado de que a 31 de diciembre de 2012 los fondos distribuibles en su balance ascendían a un total de 5.213 millones de euros.