MENÚ
martes 23 julio 2019
04:03
Actualizado

Nueva ley hipotecaria: la banca no podrá atar al cliente con sus seguros

  • Nueva ley hipotecaria: la banca no podrá atar al cliente con sus seguros

Tiempo de lectura 2 min.

13 de junio de 2019. 15:26h

Comentada
16/6/2019

ETIQUETAS

Es un secreto a voces que muchos bancos obligan a sus clientes a contratar sus seguros de hogar y de vida para que estos puedan conseguir una hipoteca con un buen interés. De este modo, se aseguran de mantenerlos ligados durante varias décadas y ganan, de paso, un buen dinero al año. Sin embargo, según los analistas del comparador financiero HelpMyCash.com, esto cambiará a partir del 16 de junio con la entrada en vigor de la Ley Reguladora de Contratos de Crédito Inmobiliario, que dará al prestatario el poder de escoger a la aseguradora que le ofrezca el mejor precio.

Total flexibilidad para escoger aseguradora

La nueva ley hipotecaria establece que el banco podrá exigir “la suscripción de una póliza de seguro en garantía del cumplimiento de las obligaciones del contrato de préstamo, así como la suscripción de un seguro de daños respecto del inmueble objeto de la hipoteca”. Dicho de otro modo, podrá obligar al cliente a firmar un seguro de hogar y uno de vida y/o de protección de pagos, que es un requisito que ya demandan la mayoría de las entidades financieras.

Aun así, desde HelpMyCash.com destacan que la misma normativa obliga al banco a aceptar pólizas alternativas de cualquier otro proveedor de seguros. Y todavía hay más, ya que si el cliente finalmente contrata el seguro con otra compañía, eso “no podrá suponer empeoramiento en las condiciones de cualquier naturaleza del préstamo”. Dicho de otro modo, la entidad no podrá subirnos el interés si elegimos a una aseguradora que no trabaje con ella.

En consecuencia, el cliente tendrá una libertad total para elegir con quién contrata las pólizas, lo que le permitirá comparar el precio que le den varias aseguradoras y elegir la que tenga una mejor oferta. Asimismo, podrá evitar los seguros de prima única financiada que algunos bancos vinculan a sus hipotecas. Estos productos salen más caros a la larga, ya que su coste se añade al importe del préstamo y, por lo tanto, genera intereses.

¿Qué ocurrirá con los otros productos vinculados?

En teoría, los bancos no podrán exigir que contratemos otros servicios para acceder a sus hipotecas, más allá de los seguros mencionados y de los que autorice el Banco de España. No obstante, desde el comparador recuerdan que las prácticas de ventas combinadas sí se permiten con la nueva ley, así que los productos bonificadores no desaparecerán con su entrada en vigor.

Por venta combinada se entiende el ofrecimiento de cualquier producto no obligatorio ligado a la hipoteca que, por norma general, permite conseguir un interés más bajo. Por lo tanto, con la nueva normativa, las entidades todavía podrán ofrecernos otros servicios para rebajar el tipo aplicado: domiciliación de la nómina o de los recibos, consumo mínimo periódico con una tarjeta de crédito, aportación anual a uno de sus planes de pensiones...

Eso sí, según los analistas de HelpMyCash.com, los bancos estarán obligados a proporcionar dos ofertas al cliente: una con esos productos bonificadores, con sus condiciones y precios desglosados, y otra sin. De este modo, el solicitante podrá compararlas y podrá valorar si le sale a cuenta contratar servicios adicionales junto a su préstamo hipotecario.

Bancos que no exigen vinculación a día de hoy

Así las cosas, los requisitos de vinculación para poder conseguir una hipoteca no sufrirán demasiados cambios con la nueva ley, más allá de la libertad para contratar los seguros con cualquier compañía sin que suba el interés. Por ello, desde HelpMyCash.com consideran que es probable que algunos bancos sigan ofreciendo hipotecas sin estas mochilas como gancho para atraer nuevos clientes.

Actualmente, el listado de entidades que no incluyen productos vinculados en ninguna de sus hipotecas lo formanCoinc, Pibank, MyInvestor e Hipotecas.com. Asimismo, Openbank y Bankia exigen únicamente domiciliar la nómina, mientras que Liberbank exige ese mismo requisito para poder contratar sus préstamos hipotecarios premium, aunque en este último caso hay que domiciliar unos ingresos mínimos de 3.000 euros.

Últimas noticias