MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
03:11
Actualizado
  • 1

Ocho de cada diez asalariados a tiempo parcial cobran menos de 1.000 euros

La parcialidad también acrecienta la brecha salarial entre sexos, que asciende a los 421,9 euros.

  • Ocho de cada diez asalariados a tiempo parcial cobran menos de 1.000 euros

Tiempo de lectura 4 min.

08 de noviembre de 2018. 23:31h

Comentada
A. Maisanaba.  8/11/2018

ETIQUETAS

El sueldo medio bruto creció un 0,6% en España en 2017, hasta llegar a los 1.889 euros, según el decil de salarios de empleo principal publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El 40% de los asalariados recibe una remuneración mensual bruta de entre 1230,9 y 2.136,3 euros, constituyendo el 40% del total. Otro 30% de los asalariados se encuentran en el tramo alto salarial, con un sueldo bruto de más de 2.136,3 euros, mientras que el 30% restante lo ocupan los trabajadores que ganaron menos de 1230,9 euros. Esta distribución cambia drásticamente si se tiene el cuenta el tipo de jornada que realizan los empleados. Ocho de cada diez asalariados a tiempo parcial cobran menos de 1.000 euros, frente al 7,9% de trabajadores a jornada completa que percibe dicha cantidad al mes.

Precisamente, el informe del INE, extraído de la Encuesta de Población Activa (EPA), destaca la parcialidad como uno de los factores determinantes de la desigualdad salarial entre hombres y mujeres. El salario medio bruto de ellos se situó en 2.090,6 euros al mes. Ellas, en cambio, cobraron de media 421,9 euros brutos menos, con un sueldo de 1.668,7 euros. La diferencia salarial se agranda ligeramente respecto al año anterior, cuando los hombres cobraron de media 414,7 euros más. Los hombres tuvieron una mayor concentración relativa en los salarios altos que las mujeres. El 34,7% de los hombres ingresaron 2.136,3 euros o más en 2017, mientras que ese porcentaje se reduce al 24,9% en el caso de las mujeres. En los salarios bajos ocurrió lo contrario; El 40,3% de las mujeres cobraron menos de 1.230,9 euros, frente al 20,6% de los hombres. Según el informe, otros factores que provocan esta situación son que las mujeres trabajan con contratos temporales y en ramas de actividad peor remuneradas en mayor proporción que los hombres.

Las ramas con mejores sueldos fueron las actividades financieras y de seguros (3.371,8 euros brutos), suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (3.193,2 euros) y el sector de la información y las comunicaciones (2.548,3 euros). Las peores remuneraciones se dieron en las actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico (776,3 euros), agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (1.205,9 euros) y la hostelería (1.211,1 euros).

Las remuneraciones evolucionan proporcionalmente con la edad. Es decir, en los asalariados más jóvenes se concentran los sueldos más bajos, mientras que los trabajadores de mayor edad tienen un mayor peso en los altos tramos salariales. Esto se explica porque a mayor edad, más experiencia, más antigüedad en el puesto de trabajo y existe una mayor proporción de contratos indefinidos. Caso completamente opuesto al de los jóvenes, entre quienes predominan los contratos temporales y el trabajo parcial. Así, el 52,1% de los empleados menores de 25 años cobra menos de 1.000 euros, mientras que el 15,8% de los mayores de 55 años cobra no llega a esa cantidad. Por encima de los 2.136,3 euros sólo se sitúa el 5,1% de los jóvenes, frente al 39,7% de los mayores que se encuentran en ese tramo. El nivel de formación influye de la misma forma que la edad en la remuneración, de forma que el salario medio de quienes como máximo tenían educación secundaria fue de 1.377,3 euros, una cifra que subió a 2.408,7 euros para los que contaban con estudios superiores.

En el sector público se cobran los salarios más altos por el mayor porcentaje de asalariados con estudios superiores y el menor peso del trabajo a tiempo parcial. El 62.3% de los trabajadores de las administraciones y empresa públicas cobraron, al menos, 2.136,3 euros, mientras que el 22,3% de los empleados del sector privado percibió esa cantidad.

El salario mediano (que divide al número de trabajadores en dos partes iguales según su sueldo) se situó en 1.590,3 euros, 4,2 euros menos (-0,26%).

Últimas noticias