Seguridad Social

Las pensiones cuestan ya 46.000 millones más que en 2018 y tienen un déficit de 39.000 millones

La nómina de noviembre abona 24.000 millones por la paga de Navidad. La factura mensual alcanza los 12.100 millones y los pensionistas crecen un 1,3% en un año

Pensionistas
PensionistasCristina BejaranoLa Razón

El agujero del sistema de pensiones sigue agrandándose y, por tanto, se acelera su insostenibilidad en el tiempo, pese a la reforma impulsada por el ministro José Luis Escrivá. Y las cifras lo demuestran. El crecimiento exponencial del coste de la nómina de las pensiones se ha elevado un 32% desde 2018, casi 46.000 millones de euros, mientras que los ingresos lo han hecho muy por debajo de esa cifra, pese al incremento del 10% logrado por las cotizaciones sociales. Aunque la Seguridad Social ha reconocido un superávit de 1.207 millones de euros en los nueve primeros meses del año –tras ingresar en este periodo 150.407 millones de euros, un 11,3% más, un incremento del 9,8% interanual– este saldo positivo es ficticio, ya que el agujero en la Seguridad Social, provocado principalmente por el gasto en pensiones, se eleva en torno a los 39.000 millones, sólo cubierto por las transferencias del Estado. Un déficit contributivo que no cubre los 190.687 millones presupuestados este año para el pago de esta prestación.

Sólo en el mes de noviembre, las pensiones contributivas de los españoles alcanzaron un nuevo récord, tanto en número de nuevos receptores como en el coste mensual. Así, la nómina de este mes alcanzó los 23.923 millones de euros, los correspondientes a los 12.100 millones del pago de la mensualidad ordinaria y los 11.823 millones del abono de la paga extraordinaria de Navidad. Esto supone un 10,88% más que hace un año y una nueva cifra máxima histórica. Y el gasto en pensiones seguirá avanzando sin freno, ya que el número de pensionistas creció este año un 1,3%, una cifra que irá incrementándose geométricamente a medida que la generación «babyboomer» vaya cerrando su vida laboral.

Según informó ayer el Ministerio de Seguridad Social, este mes han tenido que afrontar el pago de 10,1 millones de pensiones contributivas a más de 9,1 millones de pensionistas –un 1,21% más que hace un año–, de las que que casi tres cuartas partes corresponde a pensiones de jubilación, 8.839 millones de nómina; a pensiones de viudedad se han destinado 2.010,9 millones, mientras que la nómina de las prestaciones por incapacidad permanente asciende a 1.055,7 millones, la de orfandad, a 163,2 millones de euros y la de las prestaciones en favor de familiares, a 32 millones. De estas 10,1 millones pensiones contributivas abonadas, 6,4 millones son de jubilación, 2,3 millones de viudedad, 945.141 de incapacidad permanente, 340.491 de orfandad y 45.416, en favor de familiares.

Este incremento exponencial del gasto también tiene que ver con la subida de las pensiones con el IPC aplicada desde principios de año, ya que la pensión media de jubilación aumentó en noviembre un 9,4% interanual, hasta los 1.377,7 euros mensuales. Por su parte, la pensión media del sistema, que comprende las distintas clases de pensión (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares), se incrementó un 9,5% interanual, para quedarse en 1.197,9 euros mensuales.

Si se miran las cantidades según el régimen contributivo, la pensión media de jubilación procedente del Régimen General llega a 1.533,7 euros mensuales, mientras que la más baja la sigue registrando el Régimen de Autónomos, con 917,6 euros/mes. En la Minería del Carbón, la media de jubilación mensual se sitúa en 2.687,1 euros, y es de 1.527,4 euros en el Régimen del Mar. La cuantía media de las nuevas altas de jubilación en el sistema ascendió en el mes de octubre de 2023 (último dato) a 1.409,6 euros mensuales. Por su parte, la pensión media de viudedad es de 853,7 euros al mes.

Más de 3.000 euros de pensión

Pero todas estas cifras se quedan pequeñas si se comparan con las de los pensionistas que más cobran. La Seguridad Social tiene en su nómina a cerca de 450.000 personas que perciben una prestación superior a 3.000 euros mensuales. En concreto, este año la pensión máxima se ha situado en 3.058 euros tras aumentar la base máxima de cotización. Entre los que más cobran, casi un millón percibe más de 2.500 euros, superando de largo el salario medio, que alcanza los 2.130 mensuales.

La nómina mensual de pensiones de Clases Pasivas –correspondiente a funcionarios– ascendió a 1.514,8 millones en el mes de octubre, último dato disponible. Esta cifra supone un aumento de 166,4 millones respecto a la del año anterior, un 12,3% más. El número de pensiones en vigor fue de 705.057, 14.267 pensiones más que en el mismo mes del año anterior (+2,1% de variación anual).