MENÚ
martes 22 octubre 2019
11:39
Actualizado

Préstamos de ‘telecos’ y grandes almacenes: ¿valen la pena para financiar tus proyectos?

  • Préstamos de ‘telecos’ y grandes almacenes: ¿valen la pena para financiar tus proyectos?

Tiempo de lectura 2 min.

06 de agosto de 2019. 15:11h

Comentada
11/8/2019

ETIQUETAS

Acudir al banco ya no es la única manera de conseguir financiación para comprar un coche, reformar una vivienda o pagar un viaje a plazos. Y es que de un tiempo a esta parte, varios actores nuevos han decidido entrar en este rentable mercado para aumentar sus beneficios. Desde el comparador bancario HelpMyCash.com destacan los casos de Movistar, Carrefour y El Corte Inglés, cuyos clientes pueden conseguir créditos para cubrir cualquier necesidad de consumo. Pero ¿son estos productos más atractivos que los préstamos personales tradicionales? Lo vemos a continuación.

¿Cómo son estos créditos?

El crédito al consumo de Movistar se llama Movistar Money. Se trata de un préstamo online exclusivo para los titulares de una línea de esta compañía de telefonía. Permite conseguir entre 1.000 y 4.000 euros, con un plazo máximo de 42 meses y un interés del 15,35% TIN (16,48% TAE). Según la propia empresa, el proceso de contratación dura solo entre 24 y 48 horas.

Carrefour, por su parte, ofrece un préstamo personal de entre 3.000 y 30.000 euros a los titulares de su Tarjeta PASS. Este producto puede devolverse hasta en ocho años y tiene un interés de entre el 6,90% y el 12% TIN (7,12%-13,70% TAE). Asimismo, si se piden menos de 15.000 euros, se aplica una comisión de apertura del 3%. Este crédito se solicita en los Servicios Financieros de los supermercados de la compañía.

Y terminamos con el Préstamo Luz Verde de El Corte Inglés, un producto accesible solo para los titulares de la Tarjeta de Compra de estos grandes almacenes. En este caso, pueden conseguirse entre 1.500 y 18.000 euros a devolver hasta en cinco años, con un interés medio del 12,50% TIN y una comisión de apertura del 2% (la compañía no facilita la TAE en su página web). Para pedir este crédito hay que presentar la solicitud en el Departamento de Seguros de Hipercor o de El Corte Inglés.

Hay préstamos personales más baratos

Con estos datos sobre la mesa, desde HelpMyCash.com concluyen que, aunque estos créditos pueden ser interesantes, no son mejores que los préstamos personales de muchas entidades bancarias. En ese sentido, los analistas del comparador afirman que, de media, la banca española aplica una tasa anual equivalente del 8,18% (datos del Banco de España), así que sus productos son más baratos que los de las empresas que hemos visto.

También los bancos virtuales alternativos pueden ofrecer unas mejores condiciones que estas telecos y grandes superficies. El Crédito Proyecto de Cofidis, por ejemplo, tiene un interés desde el 5,95% TIN (6,12% TAE) para financiar un coche o una reforma, mientras que el Préstamo Personal de Cetelem tiene un tipo desde el 6,95% TIN (7,18% TAE) para esas mismas finalidades.

A esto hay que añadir, además, que salvo Carrefour, el importe que ofrecen estas empresas es limitado. Así, si se necesita una cantidad de dinero relativamente elevada (unos 20.000 euros, por ejemplo) para financiar un proyecto, Movistar o El Corte Inglés no son capaces de llegar hasta esas cifras. En cambio, muchos bancos ofrecen créditos al consumo de más de 30.000 o de 50.000 euros con plazos de hasta ocho o diez años.

Hay que comparar varias ofertas

De todos modos, que haya préstamos mejores en el mercado no significa que estos sean accesibles para cualquier cliente. Por ello, desde HelpMyCash.com aconsejan pedir créditos a varias entidades, incluidas las telecos o los grandes almacenes si se tiene esa opción, para comparar sus condiciones y valorar qué producto saldría más barato. Para ello recomiendan tener en cuenta, además del interés, las comisiones y la vinculación exigida.

Asimismo, los analistas del comparador recuerdan que siempre hay que asegurarse de poder devolver el crédito contratado. Ya se firme con un banco, con una compañía telefónica o con una gran superficie, el cliente tiene la obligación de pagar las cuotas según lo acordado. Si no se hace, el prestamista puede aplicar sanciones por la demora y, en el peor de los casos, solicitar el embargo de los bienes presentes y futuros del titular (sus cuentas, su nómina, etc.).

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs