Plan anticrisis

Sánchez concede al PNV 400 millones de euros de la recaudación del "impuestazo" a banca y energéticas

El Estado negociará en el marco del concierto esa compensación económica para el País Vasco y Navarra

El presidente del Gobierno en funciones y candidato a la reelección, Pedro Sánchez (i), y el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar (d), firman un acuerdo para la investidura, en el Congreso de los Diputados, a 10 de noviembre de 2023, en Madrid (España). El PNV ha cerrado un acuerdo con el PSOE para la investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez, que previsiblemente se celebrará la próxima semana. Los votos a favor del PNV son imprescindibles para que Pedro Sánchez sea investido en primera votación, y en segunda votación sería suficiente con la abstención de los jeltzales para que el presidente del Gobierno en funciones sea reelegido. Algunas cuestiones que contiene el acuerdo son el impulso al euskera y también un avance "en el marco vasco de relaciones laborales". 10 NOVIEMBRE 2023;FIRMA;INVESTIDURA;PNV;PSOE;ACUERDO Eduardo Parra / Europa Press 10/11/2023
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y Andoni OrtúzarEduardo Parra Europa Press

Los gravámenes a la banca y a las energéticas se integrarán en el régimen fiscal foral de las comunidades vasca y navarra, una medida que será incluida en el plan anticrisis que ha visto la luz verde en el Consejo de Ministros. Así lo ha confirmado el PNV a través de un comunicado, en el que aseguran estos gravámenes temporales se convertirán en impuestos integrados en el sistema tributario foral para poder ser cedidos -ya sea vía concierto o vía convenio- a los gobiernos del País Vasco y de Navarra.

Este cambio tributario se ha visto forzado por la propia configuración de estos gravámenes, que se diseñaron como prestaciones patrimoniales de naturaleza no tributaria, lo que impedía que los territorios forales pudieran concertar, impidiendo su recaudación y gestión. Según las mismas fuentes, el Estado negociaría en el marco del concierto una compensación económica, que en el caso del País Vasco se calculó en unos 400 millones de euros para los dos años de vigencia de los gravámenes.

El pacto también asegura la creación de "un incentivo que resultará de aplicación a los obligados al pago en el sector energético por las inversiones estratégicas que realicen desde 1 de enero de 2024 en relación con las magnitudes a considerar respecto del año mencionado".

El PNV explica en el comunicado que ya alertó de una "ralentización" de las inversiones en transición ecológica, llegando incluso a proponer iniciativas para evitar la pérdida de financiación

Se trata de una petición que la formación vasca ya hizo antes de la investidura de Pedro Sánchez. Además del traspaso de estos tributos, también se ha llegado a un acuerdo para crear un incentivo para el sector energético por las inversiones estratégicas que se realicen ante la posibilidad de una "ralentización" del gasto en transición ecológica.

El pacto logrado "subsana estos defectos de forma, ya que se convertirán en tributos y se concertarán y convendrán con las haciendas forales", según señala el PNV en su nota.

Sumado a esto, la formación ha acordado también con el Gobierno la prórroga del contrato de relevo para la industria en 2024, que tiene especial incidencia en el sector de la automoción, con el objetivo de facilitar el rejuvenecimiento de las plantillas y la formación de las personas jóvenes.