MENÚ
martes 22 octubre 2019
22:26
Actualizado

Se venden aviones desde 200 euros

El aeródromo madrileño de Cuatro Vientos subasta diez aeronaves abandonadas con un precio de salida mínimo. Si la puja queda desierta, se adjudicarán gratis

  • El Piper es el más caro de los aviones que se subastan, pues parte de los 9.000 euros
    El Piper es el más caro de los aviones que se subastan, pues parte de los 9.000 euros

Tiempo de lectura 2 min.

21 de septiembre de 2019. 05:00h

Comentada
Roberto L. Vargas 21/9/2019

ETIQUETAS

Aviones a 200 euros. Eso es lo que ofrece Cuatro Vientos. El pasado día 9, el BOE publicó la convocatoria de la subasta pública de una decena de pequeños aparatos que están abandonados en las instalaciones del aeródromo madrileño. Varios de los aviones por los que se puede pujar tienen un precio de salida de solo 200 euros. En concreto, un Siai Marchetti S205 20R, un Cessna 172 P172 Skyhawk y un Cessna 421 Golden Eagle. El más caro, un Piper PA 34 200T, parte de los 9.000 euros. En caso de que las subastas queden desiertas –las ofertas se pueden presentar hasta el próximo 10 de octubre–, el precio de salida en segunda convocatoria será de cero euros para todos los aviones. Junto a estos cuatro aparatos, se subastarán también un Morane Saulnier MS 800 (3.000 euros), un Cessna 421 B (1.000 euros), un Piper PA-38 Tomahawk (1.000 euros), un Piper PA-28/161 (3.000 euros), un Piper PA-28/140 (7.000 euros) y un helicóptero Robinson R-22 (6.000 euros). Salvo este último aparato, el resto son pequeñas aviones.

La subasta de aeronaves abandonadas en aeropuertos es el último paso de un proceso reglado y recogido en la Ley de Navegación Aérea. La legislación establece que el hallazgo de una aeronave abandonada o de sus restos se notificará al propietario, si fuese conocido, y serán devueltos a éste, previo abono de los gastos legítimos, más un premio de la tercera parte de su valor al descubridor. La ley establece que se considerará abandonada la aeronave o sus restos «cuando estuviese sin tripulación y no sea posible determinar su legítima pertenencia por los documentos de a bordo, marcas de matrícula que ostente u otro medio de identificación, o bien cuando el propietario manifieste de modo expreso su deseo de abandonarla».

Para facilitar al propietario del avión el ejercicio de sus derechos, se le notificará el hallazgo, si fuese conocido, y, en todo caso, se publicarán edictos en el BOE en tres fechas distintas durante los tres meses siguientes al día en que tuvo lugar. Transcurrido el plazo de un año desde la fecha del hallazgo, sin que concurra reclamación del propietario, se estimará la presunción legal de abandono.

Beneficio para el Estado

Si la aeronave o sus restos no pudieran conservarse, o hubieran transcurrido los plazos antes descritos, serán vendidos en pública subasta y su importe quedará en beneficio del Estado, deducidos los gastos y el premio, en su caso. El abandono de aviones es más frecuente de lo que pueda parecer. En abril, el BOE también publicitó la subasta de cinco aeronaves abandonadas en el aeropuerto de El Prat, cuyo precio de tasación oscilaba entre los 190 y los 14.000 euros. Durante la crisis, se trató de una práctica frecuente. El coste de retirar un avión y de su aparcamiento puede alcanzar hasta los 60.000 euros, lo que llevó a aerolíneas en apuros a dejarlas tiradas en las pistas de los aeropuertos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs