MENÚ
miércoles 19 junio 2019
04:33
Actualizado

Un millón de viviendas particulares vacías

Varios ayuntamientos gravan, o lo intentan, estos inmuebles para tratar de sacarlos al mercado del alquiler y abaratar los precios.

  • Tanto la Generalitat catalana como el ayuntamiento de Barcelona han chocado con la Justicia en su pretensión de gravar a los propietarios de las viviendas vacías
    Tanto la Generalitat catalana como el ayuntamiento de Barcelona han chocado con la Justicia en su pretensión de gravar a los propietarios de las viviendas vacías

Tiempo de lectura 4 min.

08 de julio de 2018. 23:31h

Comentada
Roberto L. Vargas Madrid. 8/7/2018

Si muchos españoles no disponen de una vivienda digna no es porque no haya inmuebles disponibles en España. Aproximadamente el 4% de las casas que están en manos de particulares –sin contar las que están en manos de entidades financieras, fondos y las que se hallan en procedimientos concursales– se encuentran vacías, según las estimaciones del portal inmobiliario Fotocasa recogidas en su «Radiografía del Mercado de la Vivienda 2017-2018». El último dato disponible sobre el parque total de viviendas en España es el del Ministerio de Fomento del año 2016 y sitúa la cifra en 25,58 millones. El 4% arrojaría una cantidad de viviendas sin uso de 1,023 millones.

Según el estudio, cuantas más propiedades se tienen, más habitual es tener alguna vacía. Concretamente, un 24% de los dueños de tres o más viviendas tiene alguna en esta situación, según refleja Fotocasa.

Aunque las condiciones del mercado laboral han mejorado en términos de desempleo, los salarios no lo han hecho. Eso, junto a la escalada de los precios de la vivienda y el endurecimiento de las condiciones para la concesión de créditos hipotecarios, habían convertido al alquiler en la única alternativa para miles de españoles. Sin embargo, en los últimos años, los precios de los arrendamientos están viviendo su particular recalentamiento. La falta de viviendas destinada al alquiler es lo que, a decir de los expertos, está disparando en buena medida los precios. En el primer trimestre de este año se incrementaron un 18,3% en tasa anual, según datos del portal inmobiliario Idealista.

En abril volvieron a subir otro 6,2%, según las estadísticas de Fotocasa. Si buena parte de este parque de viviendas sin uso se destinase al alquiler, la presión al alza sobre los precios sería menor. Esa es, al menos, la teoría que manejan algunos ayuntamientos, que tratan o han tratado de imponer algún tipo de gravamen a estas viviendas para incentivar a sus propietarios a ponerlas en el mercado de alquiler. Cataluña fue la comunidad que abrió la veda a estos recargos.

La Generalitat catalana aprobó en julio de 2015 un impuesto sobre viviendas vacías, con un mínimo exento de 150 metros cuadrados. La medida fue recurrida en los tribunales por el Gobierno y el Tribunal Constitucional admitió a trámite el pasado mes de febrero el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Ejecutivo.

Recargos en el IBI

El Ayuntamiento de Barcelona también ha tratado de penalizar las viviendas sin uso. Pero también ha chocado con la Justicia. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) anuló en noviembre de 2017 la tasa que había planeado tras la presentación de sendos recursos por parte de la Sareb y la Ceca. El gravamen consistía en que los dueños de inmuebles que lleven más de dos años desocupados pagarán 633 euros.

La última intentona la ha realizado el Ayuntamiento de Madrid, que quiere que el Ministerio de Hacienda le autorice a establecer un recargo de hasta el 50% en la cuota líquida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en aquellas viviendas permanentemente vacías.

El último censo disponible en la ciudad de Madrid, de 2011, aseguraba que había 153.000 viviendas sin uso en la capital. El recargo en el IBI ya se aplica desde principios de año en Bilbao, aunque es del 25%. En la capital vizcaína el número de viviendas deshabitadas es de 5.453.

Últimas noticias