Opinión

El Submarino: El «ultra» Errejón

Editorial La Razón

La «cara amable» del dirigente de Más País pierde enteros tras la acusación de agresión a un vecino de Lavapiés. Pero, como recuerdan algunos, Errejón es el mismo «pillado» con los Fanatiks Aravaca, la facción «ultra» de extrema izquierda del equipo del barrio madrileño y que, además de muñir la asociación «escracheadora» Contrapoder en la Facultad de Políticas de Somosaguas, reclutó para el partido morado en el Colectivo 1984, anticapitalista y antifascista. Pero residenciada en un área privilegiada de la capital, muy lejos de esos «barrios» que reivindicaban como suyos hasta que el 4-M les cayó encima.