Opinión

El Submarino: La conexión tetuaní

Editorial La Razón

Por unas cosas o por otras, estos días se está escudriñando bastante el pasado político de Pedro Sánchez. La designación de la exdirectora de Comunicación del PSOE, Maritcha Ruiz, como presidenta del Hipódromo es una de ellas. Y es que tanto Sánchez como Ruiz –por cierto, uno de los pocos puntales de otros tiempos que el presidente no ha «liquidado»– mantienen una vinculación que se remonta a tres décadas y forjada en la militancia de las Juventudes Socialistas del distrito madrileño de Tetuán.