Publicidad
Publicidad
Educación

La comunidad científica se subleva porque Ciencia se “divorcie” de Universidades con el nuevo Gobierno

Pide que el “triángulo del conocimiento” quede en un único ministerio “para recuperar la competitividad"

La Comunidad científica ha expresado su preocupación por el hecho de que con el nuevo Gobierno de coalición el hasta ahora Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades pierda parte de sus competencias al divorciarse Ciencia de Universidades al formar ahora dos ministerios diferentes.

Publicidad

“Queremos expresar nuestra profunda preocupación por las consecuencias que acarreará tal decisión. Cualquier partición del Ministerio actual será una mala noticia para nuestro país porque implicará alejar el conocimiento de la centralidad política que se está imponiendo en Europa”. Y es que consideran que es imprescindible que el llamado “triángulo del conocimiento” que conforman la investigación, la innovación y la educación, quede reforzado en un ministerio único.

El comunicado en el que exponen su queja ha sido firmado por la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE), Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME), Crue Universidades Españolas, Alianza de Centros Severo Ochoa y Unidades María de Maeztu (SOMMa).

Este Ministerio único que aseguran que debería haber, “debe tener el mayor peso político posible y reunir todas las competencias y recursos necesarios para gestionar el sistema de ciencia en su globalidad, incluida la investigación que se realiza en las universidades”. Y es que, en su opinión, “la competitividad de la ciencia de nuestro país solo podrá recuperar su línea ascendente (tan maltrecha actualmente) si puede articular e impulsar la inmensa mayoría del conocimiento que este país ha demostrado ser capaz de generar y que deberá incluir la Universidad, ya que educación superior, investigación e innovación son indivisibles”.

El presidente de la CRUE I+D+I y rector de la Universidad Autónoma de Madrid, Rafael Garesse, ha explicado que “la Universidad es precisamente donde confluyen la educación superior, la investigación y la transferencia o la innovación de todos los conocimientos que se van generando, con lo que son tres aspectos que están íntimamente ligados a la idea universitaria y, por lo tanto, sus competencias deberían estar bajo un único ministerio”. Sin embargo cree que, “si no fuera así, tienen que ser ministerios extraordinariamente bien coordinados porque son aspectos esenciales para la función de la educación superior”.