Sociedad

Educación mantendrá el “modelo pandemia” de selectividad durante dos años

Este curso habrá una única prueba con más preguntas a escoger, como el año pasado, que se aplicará también el año que viene. Los alumnos de 2º de Bachillerato se podrán presentar a la prueba, por primera vez, con una materia suspensa

En pleno repunte de casos de Covid y expansión de la variante Ómicron y aunque la presencialidad se ha recuperado en todo el sistema, los ministerios de Educación y Universidades barajan plantear a las Comunidades autónomas que la prueba de acceso a la universidad de este curso académico sea el “modelo pandemia”, es decir, el mismo del curso pasado. Habría así una única prueba con más preguntas a escoger por parte del alumno que sustituye al modelo precovid de doble opción para elegir y desarrollar una de ellas, aunque los rectores hubieran preferido que se hubieran hecho cambios porque las circunstancias han cambiado respecto a años anteriores. Este modelo no solo servirá para este curso, sino también para el próximo (2022-23) hasta que se aplique el nuevo modelo de Ebau, en 2023-24.

Educación es consciente de que después de estos últimos dos años, “los avances en la estrategia de vacunación y el mejor conocimiento de la dinámica de transmisión del virus han tenido un impacto positivo en la reducción de la morbimortalidad y en el control de la pandemia”, tal y como expone el proyecto de orden que regula la prueba y al que ha tenido acceso LA RAZÓN. Sin embargo, también alude a la conveniencia de seguir aplicando todas las medidas preventivas necesarias y de prever la aparición de nuevos escenarios que pudieran demandar la adopción de otro tipo de estrategias. Es por esto por lo que, “en coherencia”, cree que procede aprobar las características, el diseño y el contenido de la evaluación de Bachillerato para el acceso a la universidad en el curso 2021-2022, así como los procedimientos de revisión de las calificaciones obtenidas, “siguiendo las mismas directrices que las órdenes anteriores dictadas desde el comienzo de la pandemia”, previendo al mismo tiempo la adopción de medidas extraordinarias en caso de que se produzca un agravamiento de la situación epidemiológica que requiera su aplicación.

Los jóvenes que se presentan a la EBAU de este año tendrán la posibilidad, por primera vez, de realizar el examen aunque tengan una asignatura suspensa, siempre que la nota media de su expediente académico de 5, hayan acudido a clase y se hayan presentado a los exámenes, al estar vigente ya el decreto por el que se regula la evaluación, promoción y titulación.

Mientras, el modelo vigente tiene los días contados. El departamento de Pilar Alegría ya ha anunciado que prepara una nueva normativa para hacer más flexible el Bachillerato que se aprobaría el año que viene y que se implantaría en el curso 2023-24. También se pretende que el examen tenga “cierto carácter homogéneo” de tal manera que disponga de un contenido común.

Materias de evaluación

Las pruebas versarán sobre las materias generales del bloque de asignaturas troncales de segundo curso de Bachillerato de la modalidad elegida para la prueba. El alumnado que quiera mejorar su nota de admisión podrá examinarse de, al menos, dos materias de opción del bloque de asignaturas troncales de segundo curso de Bachillerato.

Diseño de la prueba

Las preguntas del examen podrán ser abiertas, semiabiertas y de opción múltiple Se realizará una prueba por cada una de las materias objeto de evaluación con varias preguntas. Preferentemente, “las pruebas se contextualizarán en entornos próximos a la vida del alumnado: situaciones personales, familiares, escolares y sociales, además de entornos científicos y humanísticos”, dice el borrador de orden ministerial.

Duración

Con el fin de facilitar la adecuación de la celebración de las pruebas a las medidas necesarias derivadas de la pandemia, la evaluación de Bachillerato para el acceso a la universidad tendrá, preferentemente, una duración de un máximo de cuatro días. En aquellas comunidades autónomas con lengua cooficial, tendrá, preferentemente, una duración de un máximo de cinco días.

Al igual que el año pasado, cada examen tendrá una duración de 90 minutos y se establecerá un descanso entre pruebas consecutivas que será, como mínimo, 30 minutos.

Fechas de realización de exámenes

Las pruebas deberán finalizar antes del día 17 de junio de 2022. Los resultados provisionales de las pruebas serán publicados antes del 24 de junio de 2022. Las pruebas correspondientes a la convocatoria extraordinaria deberán finalizar antes del día 15 de julio de 2022, en el caso de que la Administración educativa competente determine celebrar la convocatoria extraordinaria en el mes de julio. En este caso los resultados provisionales de las pruebas deberán ser publicados antes del 22 de julio de 2022. O bien antes del día 16 de septiembre de 2022 en el caso de que la comunidad autónoma determine celebrar la convocatoria extraordinaria en el mes de septiembre. En este caso, los resultados provisionales deberán ser publicados antes del 22 de septiembre de 2022, según recoge la orden.

En este proyecto de orden, no se recoge la posibilidad de hacer la prueba virtual por el coronavirus, como sí se planteó en órdenes anteriores.