Sección patrocinada por sección patrocinada
Noticias destacadas

El tiempo

Se acercan borrascas “comenieve”: un flujo de aire subtropical llenará de lluvia a España con riesgo de inundaciones

Además de las lluvias, las borrascas impulsarán masas de aire extremadamente suaves para las fechas y fuertes vientos del suroeste, el cóctel perfecto para que se produzca un importante deshielo en las montañas

Se acercan borrascas “comenieve”
Se acercan borrascas “comenieve”Meteored

Este fin de semana arrancará con un tiempo algo más estable y soleado. La nubosidad solo aparecerá en zonas concretas y las temperaturas subirán en amplias zonas hasta acercarse a los 25 grados en el área mediterránea y Canarias. 

Mientras sucede todo esto, un flujo de aire subtropical irá entrando a partir del sábado por el suroeste, se asentará el domingo y así establecerá las bases de una próxima semana borrascosa en España, según adelanta la web de información meteorológica Meteored.

Las lluvias se irán intensificando y se prevé que puedan ser fuertes y persistentes en zonas montañosas de la vertiente atlántica. El deshielo en zonas montañosas donde se han producido nevadas estos últimos días podría dar lugar al desbordamiento de algunos ríos, advierten estos expertos.

"Está previsto que el chorro polar descienda al oeste de Europa interaccionando con el subtropical. Esto dará lugar a un cambio notable de temperaturas y a la aparición de centros de bajas presiones. Todo apunta a que estas borrascas discurrirán sobre la Península de suroeste a noreste", afirma Víctor González, experto de Meteored.

La borrasca Hipólito, que ya afecta a las Azores, se debilitará antes de llegar a la Península, pero será una segunda borrasca que llegará a partir del próximo martes, la que "dejaría condiciones meteorológicas adversas en gran parte de España hasta el jueves". Además, algunos modelos apuntan a que, para finales de la próxima semana, nos afecte una tercera depresión o frente atlántico, que podrían dejar precipitaciones y un descenso de temperaturas.

Desde el lunes se espera un ambiente mucho más templado, con un progresivo aumento de la nubosidad y la velocidad del viento. Entre el martes y el miércoles las lluvias se irán intensificando y se prevé que puedan ser fuertes y persistentes en zonas montañosas de la vertiente atlántica. En cuanto al viento, previsiblemente soplará con fuerza, aunque de momento "se desconoce con precisión la profundidad y ruta de la borrasca".

Con todo esto, González apunta a que "es muy probable que haya fuertes deshielos" en aquellas zonas montañosas donde se han producido nevadas estos últimos días. "La cota de nieve ascenderá por encima de los 2000 o incluso los 3000 metros y debido a las fuertes lluvias, así como por el viento, el proceso de deshielo se acelerará y podría dar lugar a el ascenso de los caudales de los ríos en algunas cuencas del norte y oeste", advierte.

Borrascas “comenieve”

En ese sentido, el climatólogo Samuel Biener señala que habrá que vigilar las consecuencias del deshielo, ya que los ríos que nacen en las principales cordilleras de nuestro país pueden sufrir "crecidas importantes" debido a la nieve que se vaya fundiendo y a la propia lluvia, en caso de ser abundante. "En estos casos la montaña se convierte en un auténtico lodazal", alerta Biener. "Aunque suele relacionarse una temperatura alta con la pérdida de la nieve, la lluvia y el viento asociado a estas borrascas la deshacen y la barren, sobre todo si son persistentes e intensos. A sotavento de estos flujos del oeste y suroeste la nieve se puede ir aún más rápido por el efecto foehn", concluye el experto.