MENÚ
viernes 23 agosto 2019
09:40
Actualizado

El PSOE recupera Extremadura, uno de sus feudos tradicionales

Fernández Vara se queda a las puertas de la mayoría absoluta

  • El candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, ha ejercido su derecho al voto en el colegio público Las Vaguadas
    El candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, ha ejercido su derecho al voto en el colegio público Las Vaguadas
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

25 de mayo de 2015. 12:23h

Comentada
Madrid. 25/5/2015

Antonio Monago parecía tener bastante claro antes de la cita con las urnas que sus opciones de ganar eran reales, pero que no lo haría con la mayoría suficiente para gobernar en solitario. No se entiende de otro modo su empeño en tratar de que su principal adversario, el socialista Guillermo Fernández Vara, tratase de aceptar que gobernase la lista más votada, independientemente de que hubiese logrado la mayoría suficiente para ello. Fernández Vara le dio la callada por respuesta a Monago, pero a buen seguro que le hubiera dado gustoso un «sí» de haber intuido lo que finalmente pasó ayer.

Después de cuatro años de gobierno del Partido Popular en minoría, los socialistas recuperaron el Ejecutivo extremeño. Al cierre de esta edición, con el 80% de los votos escrutados, la candidatura encabezada por Guillermo Fernández Vara logró 30 diputados –41,31% de los votos–, por los 28 de los populares –36,98% de las papeletas–, que en 2011 obtuvo 32.

Podemos y Ciudadanos

Más que el empuje socialista, lo que ha provocado el vuelco en Extremadura ha sido la irrupción de Podemos y Ciudadanos en su panorama electoral. De hecho, el PSOE ha logrado el mismo número de escaños que en 2011. Sin embargo, los cuatro perdidos por el PP son consecuencia de la irrupción de las dos nuevas formaciones, que también han acabado con la presencia de IU en el Parlamento regional. Podemos ha alcanzado 6 diputados –8,14% de votos–, mientras que Ciudadanos ha logrado uno –4,53%–.

Aunque haya logrado recuperar la presidencia autonómica, Guillermo Fernández Vara se verá necesariamente abocado a pactar dado que la mayoría absoluta en la Asamblea extremeña la marcan 33 diputados al contar con 65 escaños.

Con su victoria, el Partido Socialista recupera uno de sus bastiones históricos. Desde la reinstauración de la democracia, el Gobierno extremeño ha estado siempre en manos del Partido Socialista, a excepción de los cuatro años de Monago. El hasta ahora presidente extremeño no ha logrado movilizar los suficientes apoyos en una campaña que ya anticipaba una votación muy reñida. Y no por falta de iniciativas poco convencionales. La más reciente, el lanzamiento de un rap para tratar de acercarse al electorado más joven en un intento de reeditar un éxito que las encuestas veían posible pero que, finalmente, no ha logrado alcanzar.

Dentro de su batería de iniciativas también destacan varios vídeos promocionales. En su segunda entrega, «Hacemos Extremadura», dejaba de lado las siglas del Partido Popular, lo que para algunos analistas constituye un ejemplo más del progresivo distanciamiento entre Monago y Génova, que se ha acentuado en los últimos meses de manera más palpable.

¿Como se pactará?

En manos de Podemos... o Monago

Después de meses de negociaciones y de sucesivas votaciones, Susana Díaz sigue sin ser investida presidenta de Andalucía a pesar de haber ganado las elecciones. Ni Podemos ni Ciudadanos han aceptado sus condiciones para darle su respaldo y la sombra de este tortuoso proceso se cierne también ahora sobre Extremadura. Con una diferencia: lo quiera o no Fernández Vara, su opción de gobernar pasa por pactar con Podemos... o por tender la mano a Monago. El líder popular en Extremadura ha gobernado durante cuatro años gracias a un pacto tan poco ortodoxo como la abstención de Izquierda Unida y anunció que, de ganar sin mayoría absoluta, hablaría con todos los partidos para buscar el mejor gobierno. Habrá que ver si, ya en la oposición, está dispuesto a llegar a algún tipo de acuerdo con los socialistas para dar estabilidad al gobierno.

Últimas noticias