Actualidad

Así ha sido la campaña electoral andaluza

La campaña ha estado repleta de anécdotas.

Entre las anécdotas de la campaña están la vaca que no se sabe si votará al PP, la menciones de la izquierda a Juego de Tronos, la bandera de España en la que hay tomate, pero tomate del bueno, o las imágenes un tanto exageradas de Ciudadanos presumiendo de asistencia a sus mítines.

Publicidad

Mañana es el día. Hoy los equipos de campaña de los partidos descansan y cogen fuerzas. A Las 8 de la mañana se abrirán los colegios electorales y los andaluces decidirán el futuro de su tierra. La elección pasa por decidir si seguir, después de cuarenta años de PSOE igual, o si habrá cambio. Todas las encuestas coinciden en señalar a Susana Díaz como la vencedora, por mayoría simple, de los comicios. La cuestión importante es si podrá formar gobierno y con quién. Alrededor de ello ha girado una campaña electoral, marcada por la irrupción sorpresiva y a caballo de VOX, el partido de Santiago Abascal a quien nadie daba entrada en el parlamento andaluz... hasta hace escasos diez días.

Por Andalucía ha pasado en dos ocasiones el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, para arropar a su rival de primarias, Susana Díaz. Dos veces ha estado también Pablo Iglesias. El que se ha volcado en la campaña, sin duda, ha sido Pablo Casado. Y eso que Moreno Bonilla fue uno de los grandes apoyos de Soraya Sáez de Santamaría. El PP se la juega en Andalucía y lo saben. Albert Rivera e Inés Arrimadas se han paseado triunfantes junto a Juan Marín, conscientes de que Ciudadanos obtendrá un gran resultado.

La campaña ha estado marcada por la crítica política de izquierdas a derechas, de izquierdas a izquierdas y de las derechas entre sí. Pero también, no podemos olvidarlo, por la vaca que no se sabe si votará al PP, la menciones de la izquierda a Juego de Tronos, la serie preferida de Pablo Iglesias, la bandera de España en la que hay tomate, pero tomate del bueno, o las imágenes un tanto exageradas de Ciudadanos presumiendo de asistencia a sus mítines.

En LA RAZÓN, nos hemos querido sumar a los andaluces y hemos decidido ponernos a reflexionar. Mañana será otro día.

Publicidad