MENÚ
jueves 15 noviembre 2018
04:29
Actualizado

Extremadura: C’s, partido bisagra para PP y PSOE

PP y PSOE igualan en escaños y el diputado que consigue C’s será fundamental para formar gobierno tras las elecciones

  • Extremadura: C’s, partido bisagra para PP y PSOE
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

08 de diciembre de 2015. 09:29h

Comentada
Madrid. 9/12/2015

Sin mayorías absolutas en la comunidad de Extremadura. El Partido Popular y el Partido Socialista serían las dos fuerzas más votadas en las próximas elecciones del 20 de diciembre, aunque, en esta ocasión, se ven obligados a ceder espacio a los partidos emergentes, en concreto al partido de Albert Rivera, Ciudadanos, el cual conseguiría dos representantes parlamentarios, a costa de votos del PP.

Según una encuesta realizada por NC Report para LA RAZÓN, los socialistas perderían también votantes en la comunidad, (el 5% en comparación con el 2011) con el 32,2% de los votos, aunque conservaría los mismos escaños en las próximas elecciones. En esta ocasión, la Izquierda Unida de Pedro Escobar quedaría relegada al quinto puesto, por debajo de Podemos. El gran perdedor en esta comunidad sería la formación morada, que se queda sin voz ni voto, con el 11,6 por ciento de los votos, y sin ningún representante parlamentario que sentar en el Congreso.

Así, el escenario político cambia en la comunidad extremeña respecto a las pasadas elecciones generales de 2011, donde el Partido Popular consiguió la mayoría absoluta con el 51,24 por ciento de los votos y seis escaños, seguido del PSOE con el 37,13% y cuatro parlamentarios. La gran sorpresa de las pasadas elecciones la protagonizaba Izquierda Unida que se posicionaba como la tercera fuerza más votada con el 5,69% de los votos escrutados, mientras que UPyD, EQUO y PACMA no obtuvieron representación política y lograron escasos votos, situación que volvería a repetirse ahora.

El resultado previsto para las dos circunscripciones, Badajoz y Cáceres, evidencia también el fin del bipartidismo y la irrupción de los partidos emergentes, al igual que la previsión en toda España. En Badajoz el PSOE ganaría con tres diputados, seguido del PP y con la irrupción de Ciudadanos con un escaño. Así, el Partido Popular cedería un voto al PSOE y otro a C’s respecto a 2011, donde consiguió cuatro de los seis diputados en pugna. Estos datos dieron a los populares de la provincia el mejor resultado electoral de su historia.

Por su parte, en Cáceres, el Partido Popular se quedaría, como primera fuerza, con dos escaños; uno sería para los socialistas y otro para la formación naranja. En las últimas elecciones, el Partido Popular también ganó con una amplia ventaja aunque no logró arrebatar al Partido Socialista el tercer escaño por la circunscripción y ambos partidos se quedaron con dos representantes cada uno en el arco parlamentario.

Según la encuesta de NC Report, el bipartidismo sufrirá un retroceso en el conjunto del país, salvo, por el momento, en Extremadura, donde la fueza de los nuevos partidos políticos parece que no ha cuajado lo suficiente de cara al 20 de diciembre entre los electores, por lo que los partidos tradicionales continuarán ejerciendo su hegemonía en la comunidad y provincias, aunque la fuerte irrupción de Ciudadanos en la Comunidad puede convertirle en partido clave de cara a formar un futuro gobierno. Una baza que se iguala tanto para el Partido Popular como para el Socialista

Ya en las pasadas elecciones generales el «tsunami popular» tiñó de azul el conjunto de España, momento en el que los ciudadanos eligieron a Mariano Rajoy para enfrentarse a la crisis económica, y junto a él al entonces victorioso José Antonio Monago, cuyos resultados en la región se convirtieron en históricos consiguiendo el mayor número de votos jamás cosechado por el partido en unas generales. Este resultado consolidaba los ya cosechados el mayo anterior, al obtener en las municipales el PP se hizo con el Gobierno de la Junta obteniendo mayoría simple en la Asamblea de Extremadura.

Al frente quedaba el PSOE de Guillermo Fernández Vara, al cual el PP le situó como segunda fuerza, perdiendo 120.000 votos respecto a 2008 y veía reducidos sus representantes en el Congreso de los Diputados. Los resultados de las elecciones de 2011 chocaban con los comicios nacionales celebrados hasta el momento en la comunidad dónde siempre había obtenido más escaños que sus rivales y por tanto, hasta el momento no se había logrado arrebatarles el primer puesto.

La fuerza de la Izquierda Unida, hoy en debacle nacional, consiguió aprobar el examen de las generales y, con ello,el respaldo de los extremeños, que –con la figura del dirigente Pedro Escobar al frente– logró reunir 37.706 votos en las generales de 2011.

Últimas noticias