MENÚ
domingo 21 julio 2019
21:40
Actualizado

«Sorpasso» de Podemos al PSOE

El PP obtendría mayor porcentaje de votos en la capital que la media nacional, mientras los partidos de Iglesias, Sánchez y Rivera mantendrían prácticamente un empate

  • «Sorpasso» de Podemos al PSOE

Tiempo de lectura 4 min.

13 de diciembre de 2015. 02:32h

Comentada
13/12/2015

La Comunidad de Madrid, la circunscripción que aporta más diputados al Congreso de los Diputados –36 en estos comicios–, será el territorio que más miradas ocupe en los momentos finales del escrutinio del 20-D, porque todos los candidatos a la presidencia de los principales partidos son cabeza de lista en las candidaturas de sus partidos por esta circunscripción electoral. El Partido Popular volvería a ser el partido más votado y obtendría, según las mediciones demoscópicas que ha efectuado NC Report para este diario, el respaldo del 33,4% de los madrileños. De este modo, el actual partido de Gobierno conseguiría en el Congreso de los Diputados a través de los votos de la Comunidad 13 escaños, lo que supondría que los populares perderían seis con respecto al año 2011.

La representación de los socialistas también menguaría y se quedaría con 7 diputados, tres menos. Esto provocaría el tan temido «sorpasso» de Podemos en Ferraz. Los de Iglesias se convertirían en la segunda formación que más votos cosecharía, al situarse con un 20,4% de los votos, tres décimas por encima que el PSOE. Esa pequeña diferencia haría que la formación morada obtuviese 8 parlamentarios, uno más que los de Sánchez. Los buenos resultados de Podemos en esta comunidad se explican porque el partido encuentra a gran parte de su electorado en los núcleos urbanos y concretamente en las grandes capitales. Iglesias también está impulsado en la capital por los resultados en las municipales, cuando Ahora Madrid accedió al Consistorio de la capital.

A poca distancia de Podemos y de los socialistas entraría con fuerza Ciudadanos, que amasaría el 18,9% de los sufragios. Este porcentaje se traduciría en 7 escaños para el partido liderado por Albert Rivera, que igualmente concurre a las elecciones como candidato por Madrid una vez que se desechó la posibilidad de que lo hiciese por su ciudad natal, Barcelona, lo cual tenía como objetivo que el mensaje «naranja» tuviese aún más presencia en Cataluña.

En la capital de España, el Partido Popular, al contrario que el que había sido su tradicional contrincante, consigue un mayor porcentaje de voto que la media nacional, con lo que Madrid volvería a ser determinante para sus resultados finales. Si bien hace cuatro años tanto IU como UPyD tuvieron en Madrid resultados más que correctos, la aparición de Rivera e Iglesias deja a ambos en una situación muy complicada. Sólo Garzón, cabeza de lista por Madrid, podría continuar como diputado de IU porque la federación de izquierdas perdería dos diputados, quedándose únicamente con uno. Mayor incluso sería el batacazo de la formación magenta, que no conseguiría tan siquiera representación parlamentaria en un plaza que, desde la fundación de UPyD en 2007, fue la referencia para la expansión del partido a nivel nacional.

Estos datos tienen un componente de volatilidad elevado dado que el número de indecisos en Madrid es de un 20,1%. Aunque la cifra es menor que en otros territorios, es destacable que a una semana de la celebración de las elecciones todavía uno de cada cinco madrileños no tiene claro qué papeleta introducirá en la urna.

Últimas noticias