MENÚ
viernes 16 noviembre 2018
09:20
Actualizado

PP y Ciudadanos siguen al alza

Encuesta NC Report

El PP mejora en 0,5 puntos en sólo una semana mientras que PSOE baja 0,4, Ciudadanos crece el 0,4 y Podemos cae un 0,5. La participación crece casi 6 puntos desde 2011 y ya alcanzaría el 74 por ciento

  • PP y Ciudadanos siguen al alza
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

06 de diciembre de 2015. 03:55h

Comentada
Madrid. 9/12/2015

El Partido Popular roza el 30% de los votos válidos al comenzar la campaña electoral. Supone una mejora de 0,5 puntos en tan sólo una semana. Su expectativa de escaños se eleva a 126/133. Los populares aumentan la distancia que le separa del PSOE a 7.1 puntos, y a 12,0 puntos con respecto a Ciudadanos.

Por el contrario el PSOE desciende 0,4 puntos al bajar del 23,1% al 22,7%. Su grupo parlamentario estaría constituido por 89/92 escaños. Pero se mantiene como segunda fuerza política a pesar del avance que experimenta esta semana Ciudadanos que crece 0,4 puntos y se coloca en el 17,8% del voto válido.

Podemos retrocede 0.5 puntos y se sitúa en el 10.9%, al tiempo que el conjunto de sus tres alianzas territoriales se estancan en los 4,2 puntos.

Solo hay dos posibles coaliciones de gobierno que pudieran alcanzar el respaldo de la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados; un Gobierno a la alemana, como ya existe en varios países de la Unión Europea, entre PP y PSOE que sumaría entre 215 y 225 diputados, o una coalición del centro derecha con el centro de PP y Ciudadanos que aportaría entre 181 y 195 parlamentarios.

Probablemente el país aún no esté preparado para la primera fórmula, por lo que lo más sensato sería pensar en la segunda, es decir, un gobierno popular que contara con la confianza del grupo parlamentario de Ciudadanos.

Con relación a 2011 se observa un retroceso de 14,8 puntos por parte del Partido Popular y de 6,1 puntos del PSOE. Los grandes beneficiados del descenso de los dos grandes partidos son las nuevas formaciones políticas, Ciudadanos recibiría el 17,8% de los votos y Podemos el 10,9%.

También descienden la tercera y cuarta fuerzas políticas en las elecciones de 2011; Izquierda unida cae 2,1 puntos y se queda en el 3,7%. Sus parlamentarios disminuyen de 8 a 3, mientras que UPYD baja el 4,7% al 0,3%, perdiendo 4,4 puntos y toda su representación parlamentaria, que era de 5 escaños.

La participación crece 5,7 puntos con respecto a 2011, pasa del 68,9% al 74,6%. Un incremento de la participación en lo que resta de campaña haría crecer las expectativas electorales del Partido Popular, ya que es el partido político con mayor número de indecisos, al tiempo que perjudicaría el resultado de Ciudadanos, que sería el principal destino de los votos de los que dudan entre votar al PP o al partido naranja.

Los populares conservan el 66,3% de su electorado de 2011, la mayoría de los votantes que pierden van a Ciudadanos y a la abstención, que representan el 17,5% y el 10,0%, respectivamente de sus votantes. Mientras que los socialistas retienen el 68,7% de sus votantes. Las principales fugas de votantes tienen como beneficiarios a Podemos, que le resta el 10,3%, así como la abstención y Ciudadanos, que merman al electorado del PSOE en un 7,5% y 7,2%, respectivamente.

Los dos partidos emergentes, Ciudadanos y Podemos, se alimentan principalmente de los nuevos votantes, que por edad no pudieron votar en 2011, y de aquellos que, pudiéndolo haber hecho entonces, decidieron voluntariamente abstenerse. El partido de Rivera ingresa de éstos 1.3 millones de votantes y la formación morada 1.1 millones. Cantidades que contrastan con los 0.7 millones que recibe el PSOE y 0.4 millones que va al PP.

Los dos partidos alternativos difieren en el segundo proveedor de votantes, ya que en el caso de Ciudadanos es el electorado del PP que le inyecta 1,9 millones de votantes, mientras que es el caso de Podemos llegan 0,7 millones de votantes desde los electores socialistas y cerca de 0,5 millones desde electores de Izquierda Unida.

Por lo tanto será vital para Ciudadanos y Podemos que estos antiguos votantes del PP, PSOE e IU mantengan en los próximos días su intención de votarles, porque si regresan a sus partidos de origen en 2011 podrían ver reducido su porcentaje de voto que se les pronostica en un 40% aproximadamente; el peso de los votantes del PP que manifiestan en estos momento su intención de votar a Ciudadanos representa el 39,5 por ciento del voto de Rivera, y los votantes socialistas y de Izquierda Unida que ahora votarían a Podemos representan el 41,0 por ciento del total del voto de Rivera.

PP y PSOE, al igual que IU, intentarán durante la campaña electoral que regresen a su seno los electores que quieren abandonarles en beneficio de naranjas y morados.

Ver a pantalla completa

Últimas noticias