MENÚ
lunes 24 junio 2019
22:35
Actualizado

1.400 militares para repoblar Zamora

El Ejército estudia trasladar uno o dos batallones al campamento de Monte la Reina, abandonado desde hace más 40 años

  • Entre 1942 y 1972, muchos jóvenes realizaron su servicio militar en el campamento de Monte la Reina, hoy completamente abandonado
    Entre 1942 y 1972, muchos jóvenes realizaron su servicio militar en el campamento de Monte la Reina, hoy completamente abandonado

Tiempo de lectura 4 min.

26 de enero de 2019. 04:54h

Comentada
Fernando Cancio 26/1/2019

Zamora es la segunda provincia de Castilla y León que más población ha perdido en los últimos años. De los casi 198.000 habitantes que tenía en 2008 ha pasado a poco más de 174.549, casi un 12 por ciento menos. Y en la capital, más de lo mismo: de unos 67.000 habitantes hace una década a 61.800 ahora (9 por ciento menos). Por este motivo, las autoridades locales llevan tiempo buscando una solución para evitar este descenso de población y una de ellas pasa por volver a dar uso a unas instalaciones militares que llevan cerradas y totalmente abandonadas desde hace más de 40 años: el campamento de Monte la Reina, cerca de la localidad de Toro. El objetivo, a medio-largo plazo, sería trasladar allí uno o dos batallones (entre 700 y 1.400 efectivos) para revitalizar la zona. Pero, eso sí, antes hay que valorar su viabilidad. Y contar con los fondos necesarios.

Es el principal punto que trataron esta semana la ministra de Defensa, Margarita Robles, y la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virgina Barcones, quienes se reunieron para dar un empujón a este proyecto, que ya empezó a andar pocos días antes con una primera visita a la zona del Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), general Francisco Javier Varela Salas. Un proyecto clave según Barcones, quien dejó claro que la provincia «sufre graves problemas de despoblación y unas proyecciones demográficas muy preocupantes». Y el Ministerio de Defensa, según confirman a LA RAZÓN, «tiene voluntad de atender la petición», la cual considera «factible».

De momento, se está elaborando un informe previo en el que trabaja un equipo de la Dirección de Infraestructura del Ejército de Tierra analizando si es factible o no la recuperación de estas instalaciones y sus terrenos, que ocupan unas 1.200 hectáreas (zona de vida y campos de maniobras y de tiro) a unos 25 kilómetros de Zamora. «Hay que hacer estudios para saber qué unidades se podrían alojar, si sería un batallón de 700 soldados o dos», dijo el JEME la semana pasada, añadiendo que podrían ser utilizadas por algún «regimiento que se encuentre en situación de estrechez en su ubicación actual». Eso sí, no quiso aventurar cuál podría ser la unidad elegida). «No está decidido», sentenció.

En principio, la idea tampoco no suena mal en el Ejército, que se ha comprometido, aseguran a este periódico, a llevar a cabo dicho estudio de viabilidad. Y entre otras cosas, tienen que valorar las necesidades: construir alojamientos para el 30 por ciento de los efectivos que se destinen allí, contar con viviendas suficientes en la zona para el resto y analizar la oferta de servicios para los militares y sus familias (colegios, hospitales...). Las vías de comunicación y el transporte han recibido por ahora el visto bueno.

Pero llevar de golpe hasta 2.800 personas (1.400 efectivos y sus familias) no es fácil ni barato, por lo que el principal escollo es el dinero: «Lo más dificil es cómo financiar lo que va a costar», apuntó el JEME. Las primeras estimaciones, según fuentes militares consultadas por este periódico, hablan de una inversión de unos 100 millones durante cuatro años para habilitarlos. Está previsto que el estudio esté listo a finales de febrero (incluso antes), cuando se remitirá al Ministerio de Defensa y, a su vez, a la Delegación del Gobierno. A partir de ahí, volverían a reunirse Ministerio, Delegación y el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, para formar un «frente institucional» y sacarlo adelante. Para Robles es «una cuestión de Estado», entre otros «por lo que significa de lucha contra la despoblación».

Con todo, en el caso de que se aprobase la idea, los primeros militares no ocuparían su nuevo destino hasta dentro de al menos tres años como pronto. Aun así, Barcones destacó que «Zamora está volcada e ilusionada ante la posibilidad de que este campamento militar vuelva a ser útil a las Fuerzas Armadas».

A lo largo de los años, el Ejército de Tierra ha estado muy vinculado con Zamora. En el campamento de Monte la Reina se efectuaba la formación de los españoles que realizaron su servicio militar en las Milicias Universitarias (1942-1972) y desde 1973 hasta 1978, acogió los cursos selectivos para ingreso en la Academia General Militar. Además, desde 1927 hasta el año 1987, la ciudad de Zamora fue la sede del ya desaparecido Regimiento de Infantería «Toledo», con base en el Cuartel Viriato.

Últimas noticias