Política

16 guardias civiles declararán por la tragedia de El Tarajal

Imágenes de la Guardia Civil en la playa de El Tarajal de Ceuta, tras rescatar el cadáver de un subsahariano
Imágenes de la Guardia Civil en la playa de El Tarajal de Ceuta, tras rescatar el cadáver de un subsahariano

El pasado viernes, la Audiencia Nacional rechazaba investigar la tragedia por la muerte de inmigrantes que pretendían alcanzar la playa de El Tarajal, en Ceuta, y consideraba que la instrucción e investigación de esos hechos correspondía al Juzgado de Instrucción número 5 de esa ciudad autónoma.

Nada más recibir esa notificación, la titular del juzgado ha comenzado con las diligencias para esclarecer lo sucedido. Y, como primera diligencia, ha citado a declarar, a partir del próximo 3 de marzo, a 16 guardias civiles para esclarecer lo sucedido y si en esos hechos pudieron tener algún tipo de responsabilidad.

En la resolución de la magistrada se señala que deberán acudir a declarar asistidos de letrados, para así garantizar mejor su derecho de defensa. Esta situación es la que sucede cuando se cita a declarar a alguien en calidad de imputado, aunque, según fuentes jurídicas, la jueza no especifica que tengan que acudir en esa condición, aunque sí alude al artículo 118 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, precepto en el que se alude al derecho de defensa de «toda persona a quien se impute un acto punible».

Las citaciones, desde el día 3 al 11 de marzo, se han realizado en grupos de cuatro agentes, de acuerdo a su origen: los procedentes de Ceuta y los del Grupo Rural de Seguridad.

La jueza pretende determinar con esta investigación si las actuaciones de estos guardias civiles, y el uso que hicieron de pelotas de goma, pudieron influir en la muerte de los cinco inmigrantes encontrados en las costas españolas. La instrucción de los hechos tendrá que determinar si los agentes pudieran ser responsables de un presunto delito de homicidio imprudente, según informó al respecto el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

La instrucción sobre el resto de cadáveres encontrados está a la espera de recibir los datos solicitados a Marruecos, para lo cual la jueza ha cursado la correspondiente comisión rogatoria. En este sentido, requiere a las autoridades del Reino de Marruecos que le informen sobre el número de inmigrantes fallecidos encontrados en aguas marroquíes y el resultado de las autopsias realizadas a los cadáveres.

Además, la jueza encargada de la investigación está analizando diversos informes donde testigos presentes relatan los hechos acontecidos.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu consideraba que no estaba acreditado si las muertes de los inmigrantes que pretendían llegar a Ceuta se produjeron en España o Marruecos.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Ceuta expresaron ayer su «absoluto respeto» a la decisión judicial de citar a declarar a los 16 agentes de la Guardia Civil y su confianza en que las investigaciones se desarrollen con la «mayor agilidad» posible por el «bien profesional y personal» de los implicados y sus familias.