18 dimisiones más en Podemos La Rioja

Iglesias compareció ante los medios y ofreció su opinón sobre la detención de Rato
Iglesias compareció ante los medios y ofreció su opinón sobre la detención de Rato

Todos ellos son candidatos independientes que se solidarizan con la corriente crítica Todos Juntos Podemos, anulada sin pruebas por la cúpula de Iglesias.

Nada menos que 18 candidatos independientes de la lista de Podemos a las autonómicas de La Rioja se dieron de baja en la misma. Estas 18 dimisiones se suman por tanto a los catorce candidatos (entre ellos, el secretario general autonómico de Podemos, Raúl Ausejo) que fueron expulsados de la lista por la dirección nacional del partido por un supuesto fraude en las primarias de marzo del que no se ha aportado, hasta el momento, ninguna prueba. Las 18 renuncias de ayer, todas ellas de candidatos independientes que se han querido solidarizar con la candidatura anulada Todos Juntos Podemos, se produjeron para protestar por lo que es percibido por el sector crítico de Podemos en La Rioja como un «golpe de Estado y un pucherazo en toda regla».

LA RAZÓN ha tenido acceso a la explicación de motivos de uno de los candidatos que renunció ayer a poner su nombre en la lista de Podemos a las autonómicas riojanas. Se trata de Carlos Usón, candidato independiente que obtuvo el quinto puesto en las primarias tras la anulación de los 14 miembros de Todos Juntos Podemos. El documento expone en 8 puntos las irregularidades cometidas por la cúpula del partido y su negativa «a ir en una lista que, a mi juicio, no tiene credibilidad democrática alguna». Entre los desmanes cometidos por la cúpula del partido, Usón destaca la decisión de la Comisión de Garantías nacional de anular la candidatura del secretario general Ausejo «sin poder conocer las pruebas y, como consecuencia, sin derecho de defensa, argumentando fraude electoral sin poner de manifiesto qué personas eran inculpadas en ese fraude». Para Usón «se impugnó toda la lista de Todos Juntos Podemos en un juicio sumarísimo sin derecho de defensa, sólo de alegaciones».

Por su parte, María Fe López, responsable de la Secretaría de Comunicación y Prensa del Consejo Ciudadano de Podemos en La Rioja hasta que fuera suspendida junto al secretario general, Raúl Ausejo, admitió ayer a LA RAZÓN que una de las acusaciones que la dirección del partido hace a la candidatura crítica Todos Juntos Podemos es que presuntamente han comprado 600 tarjetas SIM para cometer fraude en las primarias. Sin embargo, la cúpula del partido no ha aportado pruebas de que esta compra se haya efectuado y la haya llevado a cabo alguién del sector crítico. «No nos enseñan pruebas porque no las hay. Si tuvieran pruebas, nos habrían expulsado, y no lo han hecho. Esto ha sido una maniobra sucia. Era el momento de dar un escarmiento para que cerraramos la boca», afirmó López, que también aseguró que el sector crítico en La Rioja «va a llegar al final de este asunto porque nos sentimos defraudados. Nos han utilizado para llegar a donde están».

LA RAZÓN intentó ponerse en contacto con el secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual (a través del servicio de prensa del partido) y con la portavoz de la Comisión de Grantías Democráticas, Gloria Elizo (directamente), para conocer la versión da la cúpula del partido sobre este asunto. En ambos casos no se atendieron las solicitudes.