Política

Maite Pagaza: «Batasuna ya quiso jugar al mismo juego que ERC con la mesa de partidos»

La eurodiputada de UPyD integrada en la delegación de Ciudadanos tacha la mesa de partidos como un «error» y un «disparate» que supondría, en caso de celebrarse, «asimilar a la normalidad el ultranacionalismo identitario»

La eurodiputada Maite Pagazaurtundúa en una imagen de archivo
La eurodiputada Maite Pagazaurtundúa en una imagen de archivoDelmi AlvarezLA RAZÓN

Una vez verbalizada la posibilidad de que el PSOE se abra a una mesa de diálogo con ERC –condición que el partido independentista exige para facilitar la investidura del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez– el temor de los partidos constitucionalistas a que la bandera soberanista logre un mayor reclamo, aumenta. Maite Pagazaurtundúa, eurodiputada de UPyD, integrada en la delegación de Ciudadanos en el Parlamento Europeo tacha la mesa de partidos como un «error» y un «disparate» que supondría, en caso de celebrarse, «asimilar a la normalidad el ultranacionalismo identitario». Ante la negociación en ciernes entre PSOE y ERC, Pagaza cree que es mejor «no jugar a la pacificación y emplear las reglas del juego serias, las señaladas a restablecer el imperio de la ley en forma y en fondo.

–¿Qué le parece que el Gobierno esté dispuesto a abrir una mesa de partidos con ERC?

–Una vez más parece que quieren actuar en la vía de la pacificación . Es un error. Está absolutamente desbordado el marco de juego legal y por tanto entrar en eso es una equivocación. Ellos solo quieren ganar tiempo y tratarán de engañar con las astucias acostumbradas. Es tiempo de Ley y de hacer cumplirla y de dejar bien claro ante la opinión pública que esa manera de identidad ultranacionalista de los secesionistas catalanes es tóxica. Supone asimilar a la normalidad el ultranacionalismo identitario, no democrático, en ninguno de los casos. La mesa de partidos que hoy conocemos es un disparate, sin más. Sea cuál sea el modelo a seguir con los independentistas.

–Si esta mesa se materializa, ¿es abrir la puerta a negociar un referéndum saltándose la Constitución?

–Una negociación con grupos desleales a la líneas constitucionales puede generar muchos elementos de desestabilización. Es un enorme riesgo, el de abrir esta mesa, que no se debe afrontar.

–¿Le recuerda esta situación a la mesa de partidos que proponía Batasuna en el País Vasco?

–Batasuna también quiso jugar a este mismo juego en el que ahora se enmarca ERC, en lugar de seguir las leyes, en lugar de seguir los procedimientos legales. En vez de aceptar aquello que podemos hacer y lo que no en un Estado democrático, en un Estado de Derecho. Se juega a superar las instituciones, a hacer trampas.

–En Cataluña, ¿estamos ahora peor que en el País Vasco? En referencia al nivel de reclamo de la independencia y en relación a los años posteriores a ETA en los que imperaba el temor social...

–En Cataluña hay un tipo de amenaza distinta a la que hubo en el País Vasco. Es una amenaza ultranacionalista, una amenaza identitaria, es una amenaza tóxica. No se ve como reaccionaria sino como progresista, por una parte de la opinión pública. Por lo tanto, no se analiza correctamente. Ambas, tanto la que hemos conocido tradicionalmente en el País Vasco, con violencia muy organizada, como lo que estamos viviendo en Cataluña son en todo caso amenazas al Estado de Derecho democrático y a la integridad territorial. Por tanto, amenazas a nuestro presente y a nuestro futuro, amenazas institucionales y socio económicas. No olvidemos que la desestabilización lo único que puede traer es pobreza.

–¿Esta mesa puede reforzar al independentismo?

–El independentismo lo utiliza todo, independientemente de si existe una mesa o no. Por eso es mejor no jugar a la pacificación y jugar a las reglas del juego serias, las señaladas a restablecer el imperio la ley en forma y en fondo.

–¿Reconoce a este PSOE?

–El PSOE... lamentablemente abandonó ya hace bastante tiempo la identificación de los elementos fundamentales de lo que supone la verdadera amenaza del secesionismo identitario y las maneras de identidad excluyentes. Lamentablemente el PSOE está como ciego frente al elemento más reaccionario del ultranacionalismo secesionista, ya sea en Cataluña y algunas veces en el País Vasco o en otras comunidades del territorio.

–¿Podría esta mesa de partidos remontarnos a Pedralbes, donde el Partido Socialista ya aceptó algunas de las exigencias de los independentistas?

–Pedralbes era una mesa bilateral. Este u otro formato me parece un error y también una trampa.

–Para emprender el diálogo, como apuestan PSOE y Unidas Podemos, ¿qué muestras deberían dar los partidos independentistas?

–Si los partidos independentistas abandonaran el ultranacionalismo excluyente no pedirían este tipo de mesa porque el diálogo político se hace normalmente en las instituciones ordinarias, en usos comunes.

–¿El PSOE debería renunciar a la vía de ERC para ser investido?

–Creo que deberían escuchar a Felipe González o Alfonso Guerra. Esto parece una trampa para pulpos.