Pilar Llop será la nueva presidenta del Senado

La juez experta en violencia de género sustituirá al catalán Manel Cruz

La magistrada Pilar Llop. Foto: Luis Díaz
La magistrada Pilar Llop. Foto: Luis Díaz

A 48 horas de la Constitución de las Cortes comienzan a desvelarse algunos de los cambios que el PSOE quiere imponer en la próxima legislatura al frente de las Cámaras. La Presidencia del Senado cambia de manos y será para la juez experta en violencia de género Pilar Llop. Se rompe así el “equilibrio catalán” que se impuso tras los comicios de abril cuando se colocó al frente de Congreso y Senado a dos representantes del PSC y se opta ahora por presidencias en clave femenina, ya que se espera que Meritxell Batet repita en la Cámara Baja.

Manel Cruz cede así el testigo a Llop, apenas seis meses después. El filósofo catalán llegó a la Presidencia del Senado, tras frustrarse el nombramiento de Miquel Iceta. Los partidos independentistas impidieron en una votación en el Parlament que fuera senador por designación autonómica, lo que frustró su salto a Madrid.

Pilar Llop, actualmente senadora autonómica por Madrid, fue nombrada delegada del Gobierno para la Violencia de Género en julio de 2018, tras su paso como diputada autonómica en la Asamblea de Madrid, parlamento para el que fue elegida en 2015.

De 2011 a ese año fue letrada del gabinete técnico del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) con responsabilidades como la jefatura de la Sección Observatorio Violencia Doméstica y de Género, secretaria de la Comisión de Igualdad, secretaria del Foro Justicia y Discapacidad y del Comité de Dirección del CGPJ.

Especialista en traducción jurídica inglés-español por la Universidad de Alicante, compatibilizó su función judicial con la de consultora internacional y trabajó en diversos países de la Unión Europea y en situación de pre-adhesión, así como en América Latina en temas relacionados con reformas de los sistemas judiciales, en materia penal y en violencia de género.

Su último destino judicial antes de incorporarse a la política fue el juzgado de violencia de género número 5 de Madrid.