Interior blinda con 5.000 agentes la cumbre y las fronteras

Reforzado el nivel antiterrorista por la amenaza yihadista

Todo a punto para asegurar la Cumbre del Clima: más de 5.000 efectivos listos
Un efectivo de la policía nacional y un vehículo policial que forma parte del dispositivo de seguridad vigila en una de las entradas a la Cumbre del ClimaJavier LizónEFE

“Extinction Rebellion” (en español Rebelión contra la Extinción) es el único grupo cuyas acciones de protesta durante la Cumbre Climática, que hoy se inicia en Madrid, han detectado los Servicios de Información encargados de alertar ante posibles ataques a esta reunión internacional, según han informado a LA RAZÓN fuentes de la investigación.

No se tienen noticias de que grupos españoles como los CDR catalanes u otros similares del País Vasco y demás Comunidades Autónomas, tengan planeado realizar acciones violentas contra la Cumbre. En todo caso, el dispositivo de seguridad trabaja con todas las hipótesis, incluidas la de actuaciones no pacíficas que habría que evitar y, en su caso, responder.

En la convocatoria de Madrid, que debería haber tenido lugar en Chile y que se trasladó a la capital de España por la situación de inestabilidad de aquel país, se van a tratar asuntos que, de una manera u otra figuran en los programas de las organizaciones que sustentan a los grupos antisitema o de extrema izquierda-independentistas. El ecologismo anticapitalista es un denominados común y atacar a una Cumbre en la que se va a abordar el asunto parece una contradicción. No obstante, Policía y Guardia Civil están preparadas ante cualquier eventualidad.

“Extinction Rebellion” es un grupo de carácter “mundial” en cuyo programa figura la presión, por medios pacíficos, sobre los gobiernos para que modifiquen sus políticas medioambientales. Este año ya han protagonizado protestas en, España durante el pasado mes de abril contra la sede de una empresa petrolera en Madrid; y, dos meses después, contra la sede del PSOE en la calle Ferraz.

En cualquier caso, más de 5.000 efectivos velarán por la seguridad de una cita para la que se han inscrito ya más de 29.000 personas y a la que está previsto que asistan 196 delegaciones, entre ellas medio centenar de jefes de Estado y de Gobierno, así como los más altos representantes de la Unión Europea, desde el 2 al 13 de este mes.

Se ha constituido un Centro de Coordinación Operativo (CECOR) desde el que se supervisará el dispositivo de seguridad. Está instalado en el Complejo Policial de Canillas (Madrid) y participan representantes de ONU, Ministerio del Interior, Ministerio de Defensa, Presidencia del Gobierno, Casa Real, Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Municipal de Madrid, Bomberos, Protección Civil, AENA, ADIF, EMT, Metro de Madrid, Samur y Summa 112.

La Policía Nacional participa en este dispositivo con efectivos de Unidades de Intervención Policial, Guías Caninos y Subsuelo, entre otras unidades. También se encargará de la vigilancia y protección de los hoteles de la ciudad de Madrid en los que se alojarán gran parte de los mandatarios y delegaciones que asistirán a la Cumbre.

La Guardia Civil, por su parte, contribuye al despliegue con agentes de Tráfico; refuerzo de la seguridad en los aeropuertos; agentes destinados a la vigilancia y protección de los hoteles fuera del área urbana de Madrid y con efectivos dedicados al control de fronteras.

Desde el pasado 28 de noviembre y hasta el próximo 14 de diciembre, y debido a las especiales medidas de seguridad adoptadas, se han restablecido los controles en las fronteras interiores.

También hasta el próximo 14 de diciembre se mantendrá el refuerzo de especial intensidad de las medidas de seguridad antiterrorista acordado la pasada semana por el Ministerio del Interior en el marco del vigente nivel 4 de Activación del Plan de Prevención y Protección Antiterrorista. Entre estas medidas destaca el robustecimiento de dispositivos operativos y de inteligencia así como medidas preventivas de vigilancia y respuesta antiterrorista.

La ONU, responsable de la organización de la Cumbre, será quien asuma el dispositivo de seguridad en el interior de los pabellones de IFEMA en los que se celebra la COP25.