Detenido en España un cabecilla de las FARC que financiaba con cocaína las actividades de la banda

La Policía Nacional, en colaboración el Ejército colombiano, desmantela dos laboratorios de los terroristas 

Detrás de la organización desmantelada había miembros de las FARC, como en el caso del "narcosubmarino"
Detrás de la organización desmantelada había miembros de las FARC, como en el caso del "narcosubmarino"Salvador SasEFE

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con el Ejército de Colombia, han detenido en España al cabecilla del Frente-21 de las FARC Isay Giraldo Giraldo, que lideraba una “potente organización” para introducir cocaína en España con destino a Europa y así financiar las actividades ce la banda terrorista.

La operación se produce pocos días después de la detección en Galicia de un “narcosubmarino” que transportaba droga del “clan del Golfo”, del que forman parte también disidentes de las FARC y otras bandas criminales colombianas, entre ellos el peligroso narcoterrorista "Otoniel”, jefe del citado Clan.

El Frente-21 de las FARC es uno de los que ha roto el “proceso de paz” y ha regresado a las actividades terroristas, para lo que necesita medios económicos que obtiene a través del narcotráfico.

En la operación, según fuentes de la investigación, han sido desmantelados dos laboratorios clandestinos de cocaína con capacidad para El que estaba en España fue localizado en Casasbuenas (Toledo); y el de Colombia, en la selva de Tolima.

En el laboratorio español fueron detenidos cuatro "cocineros" (los que manipulan la droga) llegados expresamente desde Colombia para transformar la droga, además de una persona que se encargaba de vigilarles cuando trabajaban.

Fueron intervenidos 150 kilogramos de coca base, 7 kilogramos de cocaína lista para su distribución, 7 toneladas de productos químicos utilizados como precursores, un revolver y más de 100.000€ en metálico.

En el de Colombia, 260 litros de base de coca en proceso, 400 kilogramos de hoja de coca, útiles para procesamiento y miles de precursores.

Han sido detenidas nueve personas en España, entre las que se encuentran el líder de la organización (el citado Isay)ny su lugarteniente, los cuales controlaban otro centro de adulteración y corte de cocaína en la provincia de Guadalajara.

Uno de los arrestados contaba con un entramado de empresas a disposición de la organización, una de las cuales importaba carbón hulla desde Sudamérica, el cual venía impregnado con la cocaína y, posteriormente, mediante un complejo proceso químico, era recuperada en el laboratorio desmantelado.

Las investigaciones de la Policía habían permitido saber que un cabecilla de la disidencia de las FARC pretendía crear en España una compleja infraestructura para recibir cocaína desde Colombia oculta en diferente mercancía legal y, posteriormente, a través de un gran laboratorio clandestino, extraer la pasta base y elaborar cocaína lista para su consumo.

Durante la investigación, los agentes averiguaron que un ciudadano español residente en la localidad toledana de Navahermosa contaba con un entramado de empresas que, presuntamente, ponía a disposición de la organización para sus actividades ilícitas.

Tras varias pesquisas, los agentes constataron que la red contaba con un laboratorio clandestino ubicado en la localidad toledana de Casasbuenas. Tras analizar toda la información, los investigadores realizaron la correspondiente entrada y registro en la que participaron agentes del GEO. En el momento del asalto, el laboratorio se encontraba en pleno proceso de producción y fueron detenidos cuatro "cocineros" de la droga, ciudadanos colombianos venidos desde Colombia expresamente para llevar a cabo el proceso de extracción de la coca base y su posterior transformación en cocaína lista para el consumo.

También fue arrestado el miembro de la organización encargado de dar seguridad y protección al laboratorio, el cual iba armado en todo momento.

Según los investigadores tenía capacidad para producir 500 kilos mensuales.

Además, en la localidad de Azuqueca de Henares (Guadalajara) se llevaron a cabo tres registros domiciliarios entre los que cabe destacar el del jefe de la organización y su lugarteniente. Allí se desmanteló un centro de adulteración y corte de cocaína que tenían en uno de los domicilios de seguridad, y en el que se intervinieron 5 kilogramos de cocaína listos para su distribución así como 110.000 euros en metálico.