Iceta acepta la “mesa de negociación entre gobiernos”

Sánchez relativiza las declaraciones de Junqueras: “Son extremos ya conocidos” y Casado pone el foco en Ciudadanos, “antiguo socio” del PSOE

Thumbnail

La entrevista al líder de ERC, Oriol Junqueras, publicada hoy por LA RAZÓN está marcando el debate político. Uno de los primeros en reaccionar ha sido el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, que se ha pronunciado afirmativamente sobre el titular en condicional: “Si no hay mesa de negociación entre gobiernos, votaremos “no””, en relación a la investidura. En este sentido, el socialista catalán ha aceptado el formato que propone el líder republicano. “Una mesa de negociación, y si ERC la quiere entre gobiernos, entre gobiernos”.

En una entrevista en Catalunya Ràdio, Iceta ha asegurado que le parece “bien”, “pero también me parecería bien si fuera entre partidos. Yo quiero diálogo, y creo que muchos ciudadanos no entenderían que las dos partes que dicen querer dialogar no se pusieran de acuerdo en cómo hacerlo”. En todo caso, el primer secretario del PSC ha pedido desvincular las negociaciones de la investidura del trabajo que puede conllevar la búsqueda de una salida al conflicto en Cataluña. En Moncloa, por su parte, evitan entrar a valorar en profundidad las contundentes palabras el líder de ERC que asegura que “la pelota está en el tejado del PSOE” para superar la investidura y mantienen la esperanza en llegar a un acuerdo, tras los avances registrados. El presidente en funciones, Pedro Sánchez, ha querido relativizar estas declaraciones, asegurando que son “extremos ya conocidos” porque entra dentro de la “posición defendida por ERC" en los últimos días. En todo caso, el líder socialista ha querido dejar claro desde Bruselas que el “diálogo es el método para resolver el conflicto” pero dentro de la “seguridad jurídica” que otorga el “marco de las leyes que tenemos”.

Desde la oposición, el líder del PP, Pablo Casado ha recordado a Sánchez que, tras escuchar las condiciones que le pone Junqueras para apoyarle en la investidura, existe otra vía con “antiguos socios” como Ciudadanos. Una opción que se llegó a visualizar en abril, cuando UPN ofreció sus dos escaños para apoyar al PSOE a cambio de que rompiera la interlocución con Bildu en Navarra para hacer presidenta a María Chivite. Casado ha señalado que un tribunal belga no puede condicionar al Supremo y ha demandado que la euroorden incluya la entrega automática para delincuentes requeridos por rebelión y sedición, ya que la entrega de Puigdemont puede condicionar la decisión sobre la inmunidad parlamentaria de Junqueras el día 19 de diciembre.