Calvo enmienda a los barones: “La negociación con ERC es racional”

La vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, ha defendido este sábado en Barcelona el diálogo con sus “adversarios” de ERC, formación a la que no ha llegado a nombrar

Ante la ausencia de Pedro Sánchez, la vicepresidenta en funciones del Gobierno, Carmen Calvo, ha sido una de las protagonistas del congreso que el PSC celebra este fin de semana en Barcelona. En plenas negociaciones del PSOE con Esquerra por la investidura, la dirigente socialista ha aprovechado el escenario para mandar un mensaje a los barones del partido y ha hablado de lograr una solución “razonable, posible, democrática y legal” para “esa Cataluña mejor que es la que se abrocha a una España mejor”.

“Tenemos un honor inmenso de ser nosotros los que demos los pasos que nos lleven a una situación razonable, posible, democrática y legal que dé salida a problemas que se acumulan y se han acumulado en Cataluña”, ha asegurado Calvo ante las críticas de varios presidentes autonómicos del partido como Javier Lambán (Aragón) o el de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

La vicepresidenta del Gobierno ha hecho estas declaraciones en el XIV Congreso del PSC en el que Miquel Iceta ha sido reelegido por unanimidad como primer secretario de los socialistas catalanes esta misma mañana.

“Lo más progresista, lo más revolucionario, lo más valiente y lo más prudente al mismo tiempo es producir normas democráticamente y cumplirlas, y nadie es más valiente por saltarse las normas, ni más listo ni conduce a mejores sitios”, ha advertido a los independentistas en plena negociación con ERC para conseguir un pacto de investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

Los socialistas, ha dicho, “abdicamos de las revoluciones impuestas hace mucho tiempo, cuando nos dimos cuenta de que teníamos que convivir con nuestros adversarios, con los diferentes… Por eso, porque nadie es más que nadie, seguimos siendo socialistas”.

Calvo ha insistido en que el diálogo es necesario y en que “hay que defender lo razonable, que implica tu razón y la del otro”, pese las duras críticas de la derecha al diálogo abierto entre los socialistas y ERC. “La derecha no ha movido nunca un solo dedo por resolver los problemas de España”, se ha quejado, y por eso “los ciudadanos nos ha recompensado” con una nueva victoria electoral que obliga a encontrar soluciones.

La dirigente socialista ha explicado que las instituciones no deben patrimonializarse “porque forman parte de la democracia” y ha defendido los contactos con Esquerra, sin mentar al partido: "¿A quién le extraña que dialoguemos?... Se lo tienen que mirar. Los parámetros jurídicos y políticos nos obliga a dialogar. Ese es nuestro proyecto y la habilidad que tenemos en este partido”.

El congreso del PSC es decisivo para los socialistas catalanes y servirá para fijar su hoja de ruta para los próximos tres años, lo que permitirá poner a punto todas las herramientas para afrontar un posible adelanto electoral de los comicios catalanes a lo largo de 2020.