Sánchez logra la coartada para pactar con ERC tras el “no” de PP y Ciudadanos

El presidente en funciones encuentra, en la negativa de Casado y Arrimadas a abstenerse, la coartada para argumentar que la única alternativa al bloqueo son los independentistas

La ronda de reuniones de Pedro Sánchez hoy en el Congreso con el líder del PP, Pablo Casado, y la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, solo tenía un fin de cara a la investidura: escenificar públicamente que la vía por la derecha -en forma de abstención- es imposible y que la única alternativa para salir del bloqueo es la que ya se está explorando y que depende de ERC. De cara a la opinión pública con un acuerdo ya muy avanzado y antes de descolgar mañana el teléfono para hablar con los presidentes autonómicos de PP y PSOE, el presidente en funciones necesitaba una coartada para argumentar que el veto de populares y naranjas le obliga a transitar el pacto con los independentistas, según su versión, al que se ha visto abocado ante la falta de “responsabilidad” para facilitar la gobernabilidad de los partidos de la oposición. Ambas formaciones han declarado que no están dispuestas a blanquear un gobierno con presencia de Unidas Podemos y solo si esta vía se demuestra fracasada, se explorará la vía por la derecha.

Tras sendas reuniones, la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, ha comparecido para dar cuenta del contenido de las mismas. Ha asegurado que Sánchez le ha pedido a Casado que “facilite con su abstención que haya un gobierno, si tanto le preocupa la influencia de ERC”, una abstención que -en todo caso- es “compatible con la tarea de oposición”. A Arrimadas, por su parte le ha demandado su apoyo “afirmativo” y que exponga “si el problema es el programa (del pacto con Podemos), cuántos de los diez puntos del mismo son incompatibles” con el suyo, recordando que hace tres años PSOE y Ciudadanos pidieron el mismo apoyo a Podemos, aunque éste no se produjo. “Si la señora Inés Arrimadas no quiere que ERC sea determinante, lo que tienen que hacer es votar afirmativamente a la investidura de Pedro Sánchez”, ha señalado Lastra.

La portavoz del PSOE en el Congreso ha pedido discreción, “porque para que la negociación acabe bien, vamos a seguir siendo muy cuidadosos” y “sin querer poner límites temporales” al acuerdo con ERC, han asegurado que la previsión es “llegar a un acuerdo con los republicanos, que desbloquee la investidura y dé estabilidad a la gobernabilidad”.