Messi reclama a la Audiencia que archive la investigación por blanqueo contra su Fundación

Su defensa niega que el ex empleado que presentó la denuncia pueda ejercer la acusación particular

Leo Messi presenta sus nuevas botas hoy en Barcelona
Leo Messi, en la presentación de sus nuevas botas en Barcelona el pasado día 11Andreu DalmauEFE

Leo Messi ha solicitado a la Audiencia Nacional a través de su defensa, que ejerce el ex fiscal especializado en delitos económicos Luis Jordana, que archive la denuncia por blanqueo y delitos fiscales y contables contra su Fundación. En sus alegaciones -a las que ha tenido acceso LA RAZÓN-, el jugador argentino niega que Federico Rettori, el ex empleado de la institución que presentó la denuncia, pueda ejercer la acusación particular en la causa al no tener la condición de perjudicado que exige la ley. De ahí que, argumenta el abogado de la estrella blaugrana, debería revocarse su personación en el procedimiento, lo que dejaría sin efecto la reapertura de la investigación acordada por la magistrada María Tardón el pasado 30 de septiembre.

El denunciante señala a Messi, a su padre y a un de sus hermanos por utilizar supuestamente la Fundación Messi como “un mecanismo para evitar el pago de impuestos”, sorteando así su obligación de destinar sus ingresos a fines de utilidad social. Rettori denuncia además que los gestores de la institución ocultaron a Hacienda “ingresos multimillonarios obtenidos por los convenios” firmados con empresas españolas y argentinas y hace referencia expresamente a tres convenios firmados por Jorge Horacio Messi, padre del jugador, por un total de 3,3 millones de euros que no se habrían incluido en la memoria de 2017 remitida al Protectorado Catalán de Fundaciones.

Pero para la defensa de Messi “Rettori no está legitimado para actuar como acusador particular”, pues tanto si los hechos denunciados fuesen verdad o pudiesen afectar al denunciante “desde luego no serían constitutivos de ningún ilícito penal”. Y en todo caso, recalca, “gran parte de los hechos que denuncia afecta a bienes jurídicos de carácter difuso de los que no es titular el sr. Rettori”. Es decir, que no se le puede considerar perjudicado directo por los delitos denunciados, requisito imprescindible para ejercer la acusación particular.

Con esa premisa, el abogado pide a la Audiencia que deje sin efecto su personación en la causa, acordada el pasado 7 de noviembre, así como, en consecuencia, el recurso de reforma que interpuso reclamando la reapertura de la investigación, lo que finalmente acordó la juez Tardón, con el visto bueno de la Fiscalía, el pasado día 3. Un resolución en la que, además, decidió tomar declaración a Rettori, una comparecencia que todavía no tiene fecha a la espera de que se resuelvan las alegaciones presentadas por Messi.

La única forma en que el denunciante podría personarse en el procedimiento, mantiene la defensa del jugador, sería “constituyéndose debidamente como acusador popular, condición que exige unos requisitos precisos que ha incumplido”: por un lado, la presentación de una querella y, por otro, la prestación de la fianza que fije la instructora de la causa.

En un primer momento, Tardón acordó el sobreseimiento libre (sin posibilidad de reapertura) de la denuncia, al tachar los hechos expuestos por Rettori de “artificioso relato” basado en meras noticias periodísticas carente de verosimilitud. “No es posible mantener una investigación -aseguraba entonces la magistrada- por si resulta que aparecen indicios de que pudiera eventualmente, o con probabilidad más o menos fundada, resultar que se han podido cometer unos hechos con alguna relevancia penal”.

Posteriormente, y a instancias de la Fiscalía, Tardón transformó el sobreseimiento libre en provisional (que deja la puerta abierta ante la existencia de indicios sobrevenidos) y, recurrido el archivo por el denunciante, acordó la reapertura de la investigación.