García-Page firma la renovación del convenio del abono transporte con la Comunidad de Madrid hasta 2020

El acuerdo supone un ejemplo del “sentido cooperativo de las autonomías”

AMP-Ayuso desea más convenios con C-LM como el de Transportes para "reforzar servicios públicos entre regiones hermanas"
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y su homólogo, Emiliano García-Page, tras suscribir un convenio de colaboración en materia de transporte. COMUNIDAD DE MADRID

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page ha firmado hoy con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, la renovación del convenio del abono transporte del que se benefician casi 23.000 personas.

Con la rúbrica se prorroga hasta el 31 de diciembre de 2020 el convenio con la Comunidad de Madrid para la utilización de los abonos transporte del Consorcio Regional de Transportes de Madrid en los desplazamientos entre ambas comunidades.

Díaz Ayuso ha abogado por mantener más encuentros bilaterales y convenios como el de Transportes firmado con su homólogo castellano-manchego, para “reforzar los servicios públicos entre regiones hermanas”.

Cuatro veces más viajeros desde el año 2000

El convenio se ha venido celebrando desde el año 2000 y se ha registrado un incremento progresivo en el número de viajeros que han utilizado los abonos de transporte entre las comunidades de Madrid y Castilla-La Mancha en todo este tiempo, al pasar de 5.200 a 22.600 el número de castellano-manchegos que hacen uso de sus servicios.
Los viajeros cuentan con las modalidades E1 y E2 del abono de transportes para acceder a las líneas de autobuses interurbanos y Cercanías Renfe que comunican Madrid con casi un centenar de municipios de estas dos provincias.
Además, disponen de un conjunto de títulos interzonales que permiten conectar las provincias limítrofes con las distintas zonas tarifarias sin necesidad de adquirir la máxima. Todas las modalidades están disponibles para abonos jóvenes (hasta 26 años de edad) y normales (resto de usuarios), con periodos de validez mensual y anual.

"Se trata de un acuerdo que llevamos negociando año tras año que reivindica el sentido cooperativo de las autonomías que no han nacido para romper el país en 17 partes”, ha dicho el jefe del Ejecutivo con sede en Toledo, al tiempo que ha añadido que las “autonomías conformamos España, no la rompemos”.

Con la tarjeta se da respuesta a las necesidades de desplazamiento entre diversas poblaciones de Castilla-La Mancha y Madrid, extendiendo el sistema de abonos transporte utilizado en la Comunidad de Madrid a toda la franja limítrofe con Madrid de las provincias de Toledo, Guadalajara y Cuenca, en unas condiciones de utilización idénticas a las que usan los ciudadanos de la capital de España para moverse en transporte público.