El otro termómetro de la Investidura

Los diputados no han reservado hotel para el 30 de diciembre, fecha clave en el calendario de La Moncloa para investir a Pedro Sánchez. Si hay Pleno no disfrutarán de la «tarifa de diputado»

Los hoteles proximos al Congreso donde se alojan los Diputados, reflejan ambiente de tranquilidad y no demuestran actividad de cara a una posible investidura antes de final de año
Los hoteles proximos al Congreso donde se alojan los Diputados, reflejan ambiente de tranquilidad y no demuestran actividad de cara a una posible investidura antes de final de añoAlberto R. RoldanLa Razón

Buscar alojamiento en el centro de Madrid y en Navidad. Dos retos casi imposibles en estas fechas, pero qué comenzaron a plantearse a principios de diciembre en el Congreso de los Diputados. Tanto diputados socialistas como de Podemos deslizaban la idea de que, a pesar de las dificultades reales en la negociación con ERC, el pleno de investidura se celebraría antes de Nochevieja.

Ante este escenario, los diputados planteaban la necesidad de acelerar los procedimientos para buscar un hotel cercano a los aledaños al Congreso en el que descansar entre pleno y pleno hasta que Sánchez, en caso de haber investidura el día 30 de diciembre, logrará más «síes» que «noes» en segunda votación. Así, contabilizar el número de reservas de los diputados no residentes en Madrid –un hecho que a priori podría calificarse de anecdótico– sirve, sin embargo, de termómetro en estos días en los que cunde la incertidumbre política sobre si en 10 días el Congreso dará o no luz verde a un gobierno en plenas capacidades.

El propio diputado de Foro Asturias, Isidoro Martínez Oblanca lanzaba esta pista asegurando en el Congreso que hace unos días «no existían habitaciones disponibles en Madrid para los días 27, 28 y 30» pero que «a día de hoy sí hay habitaciones libres», en relación a la celebración de una hipotética investidura en esas fechas. Unos plenos que ahora se alejan y que, incluso, ya en los cuarteles generales de PSOE y Podemos comienzan a asumir que se retrasará hasta los primeros días de enero de 2020 tras que ERC exigiera la libertad inmediata de Oriol Junqueras tras conocer el fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de este jueves.

Lo cierto es que, a pesar de que el diputado asturiano asegurara que se habían producido y posteriormente cancelado reservas en estas fechas –dando así por supuesto que la investidura había decaído–directamente estas reservas, en su mayoría, no han tenido lugar. Fuentes del sector turístico madrileño confirman a LA RAZÓN que normalmente, el Congreso de los Diputados se encarga directamente, a través de una empresa externa, de facilitar a Sus Señorías la gestión de reservas de hoteles cuando aquellos representantes políticos que no residen en Madrid deben asistir a sesiones plenarias en la Cámara Baja. Pueden o no acogerse a estas comodidades, pero lo lógico es que así lo hagan y así disfruten de tarifas corporativas –más baratas– al reservar en grupo. Las mismas fuentes aseguran que, en los principales hoteles en los que acostumbran a alojarse los diputados, no ha habido demanda alguna en estos días por parte de la agencia de viajes del Congreso para reservar habitaciones en las calles cercanas a la Carrera de San Jerónimo. De hecho en la mayoría de los hoteles en un ratio de tres kilómetros aún existe disponibilidad de estancias para el último fin de semana del año -entre el 10 y el 20%- aunque, inciden, sin tarifa de «diputado» al encontrarse ya de lleno dentro del periodo navideño. Para acceder a esos precios más bajos de los que los diputados pueden beneficiarse, éstos deberían haber reservado sus habitaciones–en el caso de que haya investidura– con anterioridad, por lo que si se cumplen los pronósticos de La Moncloa, la estancia de los diputados en Madrid será más cara.