El Estado autonómico, en “armas”: los barones del PP cargan contra Sánchez y los del PSOE, divididos

La revuelta se prepara bajo una capa general de desconfianza hacia la palabra del líder socialista. Los «barones» tienen sus razones para sospechar del compromiso autonómico de Sánchez

Fernández Mañueco, Fernández Vara, Juanma Moreno, Núñez Feijóo, Concha Andreu, Díaz-Ayuso, Revilla, García-Page y Puig
Fernández Mañueco, Fernández Vara, Juanma Moreno, Núñez Feijóo, Concha Andreu, Díaz-Ayuso, Revilla, García-Page y Puigde Santos, Angel LuisLa Razón

La decisión del candidato socialista, Pedro Sánchez, de validar el relato y el marco independentista le ha abierto un frente autonómico que, en el caso de que finalmente haya investidura, le obligará a gestionar una nueva oleada de exigencias de las comunidades como la que activó la reforma del Estatuto catalán de 2006. No sólo quieren más financiación, también infraestructuras y que se corrija «una ristra de agravios acumulados» y que ha crecido sólo con la perspectiva de que para que haya Gobierno, Sánchez está dispuesto a aceptar una negociación bilateral con la Generalitat fuera de los canales ordinarios de relación entre Estado y comunidades.

En 2006 todas las comunidades pusieron pie en pared para impedir que el Gobierno de Rodríguez Zapatero desequilibrara la balanza autonómica para atender a sus necesidades de estabilidad y a las de Pasqual Maragall. El Estatuto de 2006 fue un empeño personal de quien era presidente de la Generalitat, el socialista Maragall, cuyo objetivo no era tanto mejorar el autogobierno de Cataluña como satisfacer a ERC y a los sectores nacionalistas del PSC, que exigían «ir más lejos» del texto estatutario vigente, que era el aprobado en 1979.

Aquel tripartito catalán es ahora la referencia del PSOE para la estabilidad nacional y catalana. Pero en 2006 naufragó el volantazo político que suponía una amenaza para el principio del «café para todos», al que ningún presidente de una comunidad de régimen ordinario, sea del color que sea, puede renunciar en la actualidad si quiere sobrevivir electoralmente en su territorio. Y Sánchez será hoy un presidente más débil de lo que era Zapatero en 2006 porque para mantenerse en La Moncloa necesita el apoyo directo independentista. El panorama es sombrío. La revuelta de los «barones» echará a andar en cuanto arranque la Legislatura y el modelo autonómico está ya exprimido al máximo en su poder central.

Zapatero recibió en 2006 un informe del Consejo de Estado que propuso fijar límites a las competencias autonómicas y que denunció que la «potestad de autoorganización» de las comunidades iba más allá de la que se reconoce en Constituciones federales. Aquel informe, hecho a petición del presidente del Gobierno, propuso hace catorce años delimitar en la Constitución las competencias de las comunidades, que, a su juicio, ya eran superiores a las de los Estados federales.

«La facultad de autodisposición de las Comunidades Autónomas no es menor que las de los miembros de una Federación, por la buena y simple razón que los Estatutos de aquéllas tienen un alcance más amplio que el de las Constituciones de éstos, e inciden sobre relaciones que en las Federaciones están disciplinadas sólo por la Constitución Federal». Zapatero enterró en un cajón este informe porque sus debilidades parlamentarias le obligaban a buscar la complicidad nacionalista, hoy independentista. Y hasta hoy, cuando el nuevo pacto del socialismo con el partido de Oriol Junqueras amenaza con hacer saltar por los aires el modelo autonómico.

Los «barones» del PP están unidos, cada uno con su lista de agravios, pero todos en una misma posición de no ceder ante la amenaza de que se quiebre el principio de igualdad y de solidaridad interterritorial. Y en los del PSOE puede haber división en las formas, que se deriva de su proximidad o lejanía con el candidato socialista, pero en el fondo, cuando se toquen las cuestiones esenciales y se visualice el trato de favor a la Generalitat, difícilmente habrá excepción que no se sume al batallón autonómico que pide igualdad de condiciones con respecto a Cataluña.

Claro que Sánchez no tiene en su mano conceder la independencia a Cataluña, ni siquiera validar un referéndum de autodeterminación, que necesita de una mayoría agravada de la Constitución para salir adelante, pero sí tiene a su alcance activar un proceso que desestabilice el modelo autonómico y lo rompa en canal.

No hay ningún líder autonómico que no reivindique más financiación y más igualdad. Y que no tenga ya hecha su «carta» a Sánchez con el recordatorio de todas las cuestiones pendientes que arrastra su comunidad. Las entrevistas que acompañan a esta información simbolizan este «estrés» autonómico, que ha aguantado latente hasta que Sánchez ha verbalizado que lo que ocurre en Cataluña es un «conflicto político», ha asumido una «mesa de negociación», ha asumido también el «espíritu de Pedralbes» y ha devuelto el papel de interlocutor político a Quim Torra sin que éste haya cumplido ninguna de las condiciones que le fijó durante la campaña electoral.

Y la revuelta se prepara bajo una capa general de desconfianza hacia la palabra del líder socialista. Los «barones» tienen sus razones para sospechar del compromiso autonómico de Sánchez, después de que desde que llegara a La Moncloa a hombros de la moción de censura no haya prestado atención a las comunidades hasta ahora. Hay quien se queja de que no conteste a sus cartas. Otros, de que no haya fijado reuniones ni tampoco ni una agenda de trabajo.Hasta ahora Sánchez no ha hecho concesiones de carácter concreto a los independentistas, pero sólo con sus guiños de comprensión a sus demandas ya ha activado la fase de competencia territorial. Y la tormenta se prepara con la carga añadida de que la caja central está vacía porque bajo las promesas y las convocatorias de foros de diálogo, lo cierto es que ni hay competencias ni dinero que puedan utilizarse como monedas de cambio.

LAS PREGUNTAS
A) ¿Qué prioridades pondrá su comunidad encima de la mesa al nuevo Gobierno? (Deudas no atendidas en financiación, competencias, infraestructuras)
B) ¿Acepta que para solucionar el “conflicto político” catalán se vuelva al Estatut que tumbó el Tribunal Constitucional y se reconozca otro estatus a Cataluña?
C) ¿En qué tres o cuatro cuestiones cree que no se puede romper el principio de igualdad y de solidaridad Interterritorial?

Emiliano García-Page, Presidente de Castilla-La Mancha: «La Constitución solo se puede reformar para mejorar la igualdad entre españoles»

A) Entre las prioridades que expondremos a Pedro Sánchez estará, claramente, el pago de todos los atrasos en materia de Dependencia y la actualización del sistema de financiación autonómica para que podamos prestar la Sanidad, la Educación y los servicios públicos esenciales en igualdad de condiciones en toda España. Además, algo que es de largo de recorrido y que afecta a toda España pero en particular a Castilla-La Mancha, como es la gestión del agua y la reversión de la hipoteca del Tajo-Segura.

B) No hay que confundir la política con la justicia y más si ésta procede del máximo nivel constitucional. Lo que ha dicho el Constitucional no tiene vuelta de hoja ni cabe discusión. Cuestión muy distinta es que se plantee una reforma de la Constitución Española, en cuyo caso, solo se puede modificar para mejorar las condiciones de igualdad entre todos los españoles.

C) Sinceramente, no se puede romper el principio de igualdad y solidaridad interterritorial en ninguno de los términos. La igualdad es un concepto transversal y absolutamente troncal de la Constitución Española a partir del artículo 2 y 14 de la Carta Magna. Otra cuestión es reconocer las diferencias, las especialidades y los hechos históricos diferenciados de las distintas regiones. En Castilla-La Mancha no tenemos más idioma que el español y ¡tan contentos!, pero en conceptos jurídicos a los que podemos equipararnos, no asumiremos ninguna desigualdad..

Isabel Díaz Ayuso, Presidenta de la Comunidad de Madrid: «El delito de sedición desde las instituciones catalanas no se puede premiar»

04-09-2019 Madrid. Almeida se reúne con Diaz Ayuso para fomentar la colaboracion entre ayuntamiento y Comunidad de Madrid en la Real Casa de Correos
©David Jar
04-09-2019 Madrid. Almeida se reúne con Diaz Ayuso para fomentar la colaboracion entre ayuntamiento y Comunidad de Madrid en la Real Casa de Correos ©David JarDavid Jar

A) Cataluña no está «encajada», Cataluña es España. Nuestra prioridad es que el nuevo Gobierno respete la autonomía de las regiones y nos permita cooperar entre nosotras, que se aleje de fomentar agravios y que no castigue a las que somos leales con la unidad, la Constitución y la solidaridad entre autonomías. ¿Privilegios? Madrid jamás ha pensado en clave de privilegios frente al Estado, sino qué hacer por él y para que todo vaya mejor. Insistiré en que el Gobierno nos pague los 127 millones del Consorcio de Transportes, los 377 de IVA de 2017 y 54 que desaparecieron de las entregas a cuenta de forma arbitraria. Además, es urgente la renovación de la red de Cercanías, la mejora de las casas cuartel y las comisarías. Y por supuesto, una revisión del modelo de financiación autonómica..

B) No hay un «conflicto político» en Cataluña. Lo que hay es un delito de sedición organizado desde las instituciones catalanas que no se puede premiar, y que se mezcla con una red clientelar viciada. El «procés» está concebido como un chantaje, no como un deseo de otro Estatuto de Autonomía. Lo urgente es que se garanticen la libertad y los derechos de todos los catalanes, no solo de los independentistas..

C) No se pueden romper los principios de igualdad y solidaridad entre españoles. Eso es lo que significa una España de ciudadanos libres e iguales, y así viene recogido en la Constitución. Madrid es solidaria y tiene acuerdos de colaboración interterritorial con comunidades limítrofes. Eso es vertebrar un país. Solo así tendremos una España de bienestar que mire con esperanza al futuro.

Miguel Ángel Revilla, Presidente de Cantabria: «La financiación no puede romper el equilibrio de igualdad territorial»

MARISCALEFE

A) Para Cantabria es absolutamente prioritaria la inversión en infraestructuras, sobre todo ferroviarias, y el pago de las deudas que todos los gobiernos de España han incumplido hasta ahora. En este momento contamos con un compromiso formal, firmado por el diputado nacional del PRC, José María Mazón, con el PSOE, en el que se establecen los plazos para acometer esas obras y pagar la deuda pendiente por la reconstrucción de Valdecilla. El cumplimiento de ese compromiso, que además forma parte del pacto de gobierno alcanzado en Cantabria, es nuestra prioridad irrenunciable.

B) Yo aceptaré cualquier solución que sirva para acabar con el conflicto siempre que sea absolutamente respetuosa con la Constitución Española. En ella están perfectamente marcadas las líneas rojas que no se pueden traspasar.

C) Yo creo que el principio de igualdad y la solidaridad interterritorial no se puede romper en ningún caso y por supuesto nunca a la hora de establecer el reparto de la financiación autonómica. Para nosotros es fundamental que el sistema de financiación respete el coste real de los servicios públicos, que no es el mismo en todos los territorios, y por ello rechazamos frontalmente que prevalezca el criterio de población a la hora de establecer el reparto. Ésa es la clave para garantizar la igualdad de todos los españoles, garantizándoles los mismos servicios vivan donde vivan.

Alberto Núñez Feijóo, Presidente de Galicia: «La igualdad y la solidaridad son principios a los que no hay que renunciar»

Convencion Nacional del PP
© Alberto R. Roldan  / Diario La Razon
18 01 2019
Convencion Nacional del PP © Alberto R. Roldan / Diario La Razon 18 01 2019www.albertoroldan.com

A) Galicia no pide nada que esté fuera del alcance de cualquier gobierno que quiere el progreso y bienestar de su nación. El Gobierno debería pagar la deuda que ha contraído con las comunidades autónoma y que está tensionando la tesorería y provoca que incumplamos el déficit hasta aquellas autonomías que siempre hemos cumplido con nuestras obligaciones.

También estamos muy preocupados en Galicia por la situación que atraviesa la industria electrointensiva, que compromete el futuro de los trabajadores de Alcoa. Endesa As Pontes, sector naval y forestal, AVE... únicamente queremos que se cumpla con la palabra que se nos dio en su momento. Las prioridades de Galicia son también las prioridades de España. No van en contradirección.

B) No podemos asumir el lenguaje de los independentistas como está haciendo el PSOE. Esto no es un «conflicto político», sino que se trata de políticos que incumplen la ley y quieren que se concedan privilegios para una ideología pasando por encima de los demás. Ningún Gobierno de España puede salirse de los márgenes de la Constitución.

C) La igualdad y la solidaridad son principios a los que no hay que renunciar bajo ningún concepto ni excepción.

Guillermo Fdez. Vara, Presidente de Extremadura: «Cualquier vía que tenga cabida dentro de la Constitución debe ser intentada»

Gonzalo Perez

A) Las principales reivindicaciones que el Ejecutivo que presido planteará al nuevo Gobierno de España pasan fundamentalmente por un sistema de financiación que priorice la sanidad y la dependencia.

El nuevo sistema de financiación debería concretar cómo se financia el sistema sanitario público, al que habría que destinar al menos el 6 por ciento del Producto Interior Bruto, porque, de otro modo no vamos a tener capacidad para hacer frente a los nuevos tratamientos biológico que están surgiendo.

Además, con el futuro Gobierno seguiremos reclamando la mejora de las infraestructuras ferroviarias. A finales del próximo año deben estar finalizadas las obras del tren a su paso por Extremadura, así como un plan de autovías que complete las conexiones suprarregionales de nuestra comunidad autónoma.

B) Cualquier vía de solución que tenga cabida dentro de la Constitución Española debe ser intentada.

C) Considero que hay cuestiones básicas en las que no deben romperse los principios de igualdad y de solidaridad interterritorial. Y me refiero a los impuestos, la educación, la sanidad, la dependencia, la unidad de mercados y las pensiones.

Juan Manuel Moreno, Presidente de Andalucía: «No aceptaremos ningún estatus que suponga crear una España de dos velocidades»

Foto: Manuel Olmedo
Foto: Manuel OlmedoManuel Olmedo

A) Me temo que ERC no traslada al Estado prioridades sino chantajes, y me temo más aún que Pedro Sánchez está dispuesto a ceder con tal de conseguir la Presidencia. Andalucía tiene demandas perentorias en financiación autonómica, porque sufrimos los perjuicios de un sistema que Zapatero negoció y aprobó, precisamente, con ERC. Y reclamamos que se rectifique la injustas decisión de intervenir las cuentas de Andalucía, que sólo se puede entender como una venganza por el resultado de las autónomicas. Es muy necesario avanzar en un Pacto por el Agua, para que los agricultores no estén al socaire de que un Gobierno, como ahora el de Sánchez, decida cerrar el trasvase Tajo-Segura, y que el Ejecutivo asuma sus obligaciones con las ayudas para atender a los MENA. Es imprescindible que Sánchez ponga fin al acoso al que somete a Andalucía.

B) No hay un «conflicto político» catalán. Hay un gobierno autonómico y unos partidos independentistas que se han saltado las leyes para tratar de imponer una entelequia. No se puede aceptar ningún estatuto que no traslade fielmente los principios de la Constitución y, desde luego, los andaluces no aceptaremos ningún estatus que suponga crear una España de dos velocidades.

C) La igualdad entre los españoles que consagra la Constitución es insoslayable. Y la Constitución no se negocia. Se puede cambiar, y para eso existen procedimientos. Pero no se puede trapichear con ella. Seamos serios. No hay aspectos negociables, y mucho menos cuando pueden afectar a la igualdad entre los españoles.

Ximo Puig, Presidente de la Comunidad Valenciana: «Hay que salva-guardar la singularidad de los territorios»

WEB_XX/04/2019. (FOTOGRAFÍA: KIKE TABERNER)
WEB_XX/04/2019. (FOTOGRAFÍA: KIKE TABERNER)KIKE TABERNER

A) La más importante y que para la Generalitat es absolutamente prioritaria es la reforma del sistema de financiación autonómica para garantizar la igualdad de todos los españoles en el acceso a los servicios públicos fundamentales. Es una cuestión urgente para los valencianos y valencianas. Es lo primero que le trasladé al presidente Pedro Sánchez en la conversación que mantuvimos el martes.

Es evidente que España necesita que haya un Gobierno, y un Gobierno que saque adelante unos Presupuestos Generales del Estado que respeten, como hacían los de 2019 que no prosperaron, el Estatuto de Autonomía valenciano en cuanto a la inversión estatal en la Comunitat Valenciana, que debe ser acorde a su peso demográfico en España, el 10%. Unido a los presupuestos, la asunción del gasto que le corresponde al Estado en Dependencia y que ahora asumen las comunidades o la deuda del Consorcio Valencia 2007. En cuanto a las infraestructuras, es esencial para los valencianos y valencianas el contar lo antes posible con el Corredor Mediterráneo, con el fin de disponer de una conexión de alta velocidad con Europa. Hemos pedido también que la Conferencia de Presidentes autonómicos aborde la lucha contra el cambio climático como prioridades.

B) Hace cuatro años, en un desayuno en Madrid, ya dije que habría que empezar por constitucionalizar aquello que votaron los ciudadanos. Que una vía era constitucionalizar lo que se aprobó en el Parlamento de España y que luego fue refrendado por los catalanes. Ese sería un primer paso que parece absolutamente razonable. Es necesaria una reflexión sosegada y profunda sobre la arquitectura institucional de España, encaminada a una reforma constitucional en sentido federal para fortalecer la unidad de todos los españoles. Porque federar es unir. Y, entre tanto, poner en marcha las figuras federalizantes que pueden aplicarse ya sin necesidad de modificar la Constitución. El Senado ha de ser ya en una auténtica cámara territorial. Y la Conferencia de Presidentes Autonómicos debería reunirse con carácter anual, al igual que celebrarse el Debate sobre el Estado de las Autonomías en la Cámara Alta, mientras las Conferencias Sectoriales deberían celebrar reuniones periódicas.

C) Hay que preservar siempre el principio de igualdad de las personas, garantizando a la vez la solidaridad interterritorial. Todo ello mientras, al mismo tiempo, se salvaguarda la singularidad de los territorios.

Alfonso Fernández Mañueco, Presidente de Castilla y León: «Lo que pide Cataluña no puede poner en jaque la unidad de España»

A) Como le trasladé al presidente del Gobierno en funciones el pasado martes, necesitamos que el Estado abone las cuantías que debe a Castilla y León y mejore el modelo de financiación autonómica, algo que debe hacer desde el consenso multilateral en el Consejo de Política Fiscal y Financiera y garantizando la igualdad de los españoles en el acceso a los servicios públicos en todo el territorio. Asimismo, le pedí que agilice las infraestructuras pendientes, como el tren de alta velocidad, el ferrocarril convencional, las autovías y el Corredor del Noroeste, y que impulse la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico con políticas de Estado para el medio rural.

También es necesario un Gobierno fuerte que defienda en Europa los intereses de los agricultores y ganaderos; que impulse medidas urgentes para la transición energética en las cuencas mineras, generando alternativas concretas para la economía de zonas como El Bierzo, norte de León y Montaña Palentina; o que tenga una mayor implicación en asuntos como los servicios públicos, especialmente la Sanidad, ámbito en el que ha reclamado la homologación de los médicos especialistas extra comunitarios.

B) Las pretensiones de los independistas no es un conflicto político, es un desafío a la unidad de España. Volver al Estatuto declarado nulo en 2010 no es la solución, ya que el TC decretó que hasta 14 artículos eran inconstitucionales y que afectaban a la lengua, la administración de Justicia y la gestión tributaria.

El único camino es el respeto a la Constitución que es el mejor garante de equilibrio y unidad del Estado español.

C) El principio de igualdad y solidaridad territorial es el que rige las relaciones entre el Estado y las comunidades autónomas y hay tres cuestiones que son indiscutibles: la unidad, la solidaridad y la autonomía.

Las pretensiones de Cataluña no pueden bajo ningún concepto poner en jaque la unidad de España y nuestra Constitución es el mejor garante.

La solidaridad indica que la cooperación entre administraciones, en este caso, la estatal y la autonómica, no solo es un deber, sino que es el modelo de organización del Estado y vela por el equilibrio económico y justo de los territorios del Estado español.

Y por último, las comunidades gozamos de autonomía financiera para el desarrollo de nuestras competencias en coordinación con la administración del Estado y siempre desde el principio de solidaridad entre todos los españoles. Por tanto, igualdad entre las personas, unidad, solidaridad y autonomismo son cuatro principios irrenunciables.

Concha Andreu, Presidenta de La Rioja: «Dentro de la constitución, todo. fuera de ella, nada»

GRAF1290. LOGROÑO, 18/12/2019.- La presidenta del Gobierno regional, Concha Andreu durante una entrevista con la Agencia Efe en Logroño, La Rioja. Andreu es la primera mujer que ocupa la Presidencia del Gobierno de La Rioja, lo ha hecho tras 24 años de Ejecutivos del PP y se ha convertido en 2019 en protagonista de un año que, para ella, ha sido "intenso, ilusionante, apasionante, de vértigo, de alucinar". EFE/Abel Alonso
GRAF1290. LOGROÑO, 18/12/2019.- La presidenta del Gobierno regional, Concha Andreu durante una entrevista con la Agencia Efe en Logroño, La Rioja. Andreu es la primera mujer que ocupa la Presidencia del Gobierno de La Rioja, lo ha hecho tras 24 años de Ejecutivos del PP y se ha convertido en 2019 en protagonista de un año que, para ella, ha sido "intenso, ilusionante, apasionante, de vértigo, de alucinar". EFE/Abel AlonsoABEL ALONSOEFE

A) Como ya he hablado con varios ministros en funciones y con el presidente del Gobierno desde La Rioja tenemos algunas prioridades que no querríamos que se queden atrás. Por un lado, tenemos la necesidad de contar con el apoyo del Ministerio de Industria para apoyar a las empresas riojanas, sobre todo las pertenecientes al sector vitivinícola, que pueden verse afectadas por los aranceles anunciados por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

También es de gran importancia para nosotros no quedarnos al margen de la red de tren de alta velocidad, ya que hasta ahora somos la única comunidad por la que no está proyectado que pase el AVE, y reforzar algunas obras de infraestructuras en carreteras. Hemos tenido la gran suerte de que en los últimos meses se han aprobado varios proyectos muy necesarios para las comunicaciones de La Rioja.

También necesitamos apoyo para las obras de remodelación del Instituto de Educación Secundaria Sagasta, un centro educativo referente en Logroño, y, por su puesto, lo referente al «efecto frontera» y al artículo 46 de nuestro Estatuto de Autonomía por el que se corrigen los desequilibrios producidos en La Rioja por los efectos derivados de su situación limítrofe con otros territorios.

B) Yo, en esta cuestión y en cualquier otra, apuesto por el diálogo. Creo que la única forma de llegar a una solución es dialogando, escuchando las propuestas, buscando la mejor solución para ambas partes y, sobre todo, encontrando la mejor solución para España.

La Rioja está comprometida con ese proyecto común que se llama España en el que nos reconocemos y al que mostramos nuestra lealtad. Estoy convencida de que la unidad en la diversidad de la nación española se vería fortalecida si cultiváramos la convivencia entre españoles. Por eso quiero comprometerme y comprometer a La Rioja en el trabajo por la convivencia.

C) No se debe romper el principio de igualdad y solidaridad interterritorial principalmente en una cuestión: en la Constitución. Dentro de la Constitución, todo. Fuera de ella, nada. Yo creo en nuestro marco legal, en una Constitución y en el diálogo. Si dialogando se llega a acuerdos que están dentro del marco legal y son positivos para los involucrados, bienvenidos sean, si no cumplen la Constitución, no deberían ni contarse.

Fernando López Miras, Presidente de Murcia: «El PSOE y ERC buscan fórmulas para dar alas al separatismo»

A) En la conversación telefónica que mantuvimos cuando hizo la ronda de llamadas a los presidentes autonómicos para blanquear sus negociaciones con ERC, dejé muy claro a Pedro Sánchez que no estoy en absoluto de acuerdo con el Gobierno que quiere conformar con los que quieren romper España. Honestamente, creo que ese Gobierno ya está cerrado y que muy pronto se hará público, por eso, espero que una vez que eche a andar Sánchez acabe con el maltrato sistemático al que tiene sometida a la Región de Murcia. Para nosotros es imprescindible y urgente: un cambio en el sistema de financiación autonómica que nos condena a ser la región peor financiada junto a la Comunidad Valenciana; también exigimos que aborde el problema de la falta de agua en España y un Pacto Nacional del Agua que garantice este recurso para todos los territorios. No podemos permitir que el Gobierno socialista nos asfixie sin algo tan fundamental como es el agua; es prioritario que Sánchez desbloquee todas las infraestructuras comprometidas con la Región de Murcia; y, por supuesto, el Gobierno de España debe asumir sus competencias en lo que a la recuperación del Mar Menor se refiere. La situación de este ecosistema único en Europa debe ser tratada como un asunto de Estado. Sus actuaciones son absolutamente necesarias para resolver el problema del Mar Menor.

B) Llamar «conflicto político» a lo que está pasando en Cataluña es un insulto para España. La Región de Murcia jamás aceptará ningún planteamiento al margen de la ley. El Tribunal Constitucional fue claro, y ahora tanto Esquerra Republicana como el PSOE están buscando resquicios y fórmulas imposibles para salirse con la suya y dar alas al separatismo. Lamentablemente, Pedro Sánchez ha cruzado todas las líneas rojas y está dispuesto a ceder en todo lo que los independentistas catalanes le pidan con tal de apuntalar su Gobierno.

C) En ninguna. La Constitución Española garantiza la solidaridad entre todas las regiones que la integran y, además, deja muy claro que las diferencias entre los Estatutos de las distintas comunidades no podrán implicar privilegios económicos o sociales. Pedro Sánchez y el PSOE están haciendo de sus negociaciones un aquelarre oscuro, basado en el secretismo que, para nada, puede tranquilizarnos. Nos tememos que Sánchez esté haciendo concesiones, como ya las ha hecho en otras ocasiones, a cambio de lograr el apoyo del secesionismo.