España

Vox impulsa una baja maternal escolar para adolescentes embarazadas

Abandera la defensa del no nacido y presenta en Madrid y Valencia un Plan Regional de Apoyo y medidas «anti acoso» para las jóvenes madres

El partido que lidera Santiago Abascal, Vox, siempre ha hecho bandera de su defensa de la vida y su lucha contra el aborto. De hecho, su propio líder, cuando se le pregunta, asegura que el partido está en contra de que el aborto sea hoy en día considerado como una práctica anticonceptiva y apuesta porque el Estado dedique «todos sus esfuerzos» en que la vida llegue a término. Ante una situación de dificultad de las embarazadas, o bien por presiones familiares o económicas insiste en que lo que hay que hacer es «ayudar a esas madres» y no acabar con la vida que se lleva dentro. Porque, dijo Abascal en una entrevista en «El Hormiguero» de Antena 3 que «las mujeres dicen que su cuerpo es suyo, pero la vida que llevan dentro no es su cuerpo», es decir; es otro ser que tiene derecho a la vida.

Vox está abanderando en los parlamentos autonómicos de Madrid y de Valencia una serie de medidas para proteger a las madres y con ello la vida de sus bebés. Estas medidas van destinadas a apoyarlas y, en especial, dirigido a las adolescentes para que estén protegidas y sea compatible «tener un hijo y un futuro de autonomía y proyecto de vida no solo en lo familiar sino también en lo profesional». En concreto, el Grupo Vox en la Asamblea de Madrid presentó una Proposición no de Ley (PNL) este mes que instaba al Gobierno madrileño a que se creara un Plan Regional de Apoyo Escolar para las adolescentes embarazadas.

El escrito, firmado tanto por la portavoz Rocío Monasterio como por la diputada Gádor Joya, apostaba por la implantación de la baja maternal escolar que permita a las adolescentes ausentarse del colegio durante el tiempo necesario para la crianza de sus hijos, sin que sea vea mermada su formación. Asimismo, recoge la creación de aulas especiales con espacios físicos y horarios adaptados a las necesidades gestantes. Vox además quiere que se desarrolle un «programa anti acoso» frente al riesgo de «exclusión escolar» que les proteja de las situaciones de violencia a las que, destacan, también «se enfrentan dentro y fuera del ámbito familiar». Subraya la importancia de este Plan, porque las madres «tienen derecho a serlo» sin que las «dificultades de la etapa educativa se lo impidan». Asimismo, apuestan por que se lleven a cabo la creación de becas de ayuda a la adolescente gestante y madre. Esta PNL salió adelante con el apoyo de Partido Popular y Ciudadanos en Madrid.

Riesgo de exclusión

Vox destaca que según los datos de la Fundación Madrina se atienden a más de 600 jóvenes y adolescentes en riesgo de exclusión escolar y se les ofrece apoyo y la figura del «mentor» como persona que les ayuda a superar la ESO.

En Valencia también las diputadas de Vox, Ana Vega y Rebeca Serna han presentado una PNL en defensa de la vida del no nacido y como medida de protección a las madres adolescentes. En dicha iniciativa instan al gobierno valenciano a acometer medidas de apoyo a las madres adolescentes.

Por ello, Vox solicita la implantación de un servicio gratuito de atención telefónica donde se pueda obtener la información relativa a todos los recursos de los que disponen las diferentes administraciones públicas (estatal, autonómica y local) y de los diferentes ámbitos competenciales (social, sanitario y educativo) para el apoyo de la maternidad. En aquellos casos en que las madres lo requieran «se realizará orientación psicológica a través de la misma línea telefónica».

También Vox recoge en su escrito que se impartan «cursos sobre cuidados del bebé y de la madre, donde además de adquirir estos conocimientos las jóvenes puedan establecer relaciones con otras personas que están en su misma situación».

Además incluye la dotación de cheque-bebés para que las madres puedan adquirir ropa, productos de higiene, alimentos... Vox pide que se garanticen plazas en guarderías públicas para que las madres puedan trabajar o seguir sus estudios, implementar protocolos contra el acoso –como solicitan en Madrid– y la baja maternal para las adolescentes estudiantes.