«Buscan la impunidad de nuestros asesinos»

Las víctimas critican el pacto de PSOE con PNV donde se anuncia la cesión de prisiones para el País Vasco. Advierten de que defenderán que las competencias sigan en el Estado

El PSOE y el PNV firman hoy el acuerdo para el apoyo a la investidura
GRAF5295 MADRID, 30/12/2019.- El presidente del PNV, Andoni Ortuzar (i) junto al portavoz del partido Aitor Esteban tras la firma del acuerdo por el que los nacionalistas vascos votarán a favor de la investidura de Sánchez, este lunes en el Congreso. EFE/BallesterosBallesterosEFE

Las víctimas han recibido el pacto firmado con el PNV con alerta. Saben que el punto tres en el que fija «el traspaso de las competencias estatutarias pendientes» enmascara la cesión de las prisiones.

Para el presiente de ACVOT, José Vargas constituye la cesión de prisiones del País Vasco para que luego «estos hagan lo que les de la gana con ellos». «Es la merienda de los constitucionalistas y el Doctor Fraude con independentistas y Bildu», y critica a un Aitor Esteban –portavoz del PNV– que «se queja de la presencia de Vox en el Congreso cuando nunca se ha quejado de la de Bildu, el partido de los asesinos».

La presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez recuerda que lo pactado con el PNV «no es ninguna novedad». Recuerda que los nacionalistas vascos, cuando mataba ETA «no querían ser los carceleros», pero ahora que ya no mata, sí. «El PNV siempre ha buscado la impunidad de los presos de ETA, de nuestros asesinos». Ordóñez indica que las víctimas han pedido siempre que no se acerque a los terroristas salvo que renieguen de la banda y que lo que pide el PNV lo ha reclamado en todas las negociaciones. «El De Juana Chaos de Zapatero fue el Bolinaga de Rajoy, por eso lo llevaron a Martutene y cedieron al País Vasco las competencias de Sanidad de prisiones». Ordoñez dice que al igual que pasó con el PP, «quien negocia con delincuentes acaba en el banquillo» y «veo a Sánchez ahí».

El presidente de Dignidad y Justicia, Daniel Portero asegura que van a defender que la competencia de prisiones siga siendo del Estado porque «hay argumentos suficientes en materia de terrorismo» y «lo haremos como acusación popular» para que el País Vasco no les ponga al tercer día en libertad. «El depredador ególatra que es Sánchez se pone mirando a Pamplona, bajándose los pantalones».