Carles Puigdemont

Puigdemont amenaza con venir a España que dice “debe reconocer nuestra inmunidad”

Asegura que seguirá viviendo en Waterloo y continuará con sus acciones en el conjunto de la UE por la autodeterminación

European Parliament in Strasbourg
Toni Comin (i) y Carles Puigdemont (d) asisten ayer al primer pleno del Parlamento Europeo como parlamentarios.PATRICK SEEGEREFE

Ante el poco tirón que el fugado Carles Puigdemont tuvo en la entrada del Parlamento Europeo de Estrasburgo, el ex presidente de Cataluña compareció en rueda de prensa para poder lanzar su mensaje a Pedro Sánchez y a de advertencia a España.

Indicó que nadie se confunda porque su credencial como eurodiputado no es casi definitiva sino “definitiva”. “Solo tiene la caducidad de la legislatura”, dijo. Consideró que con la euroorden “se equivocaron en todo” y reta a España, lo que considera una “actitud criminal” de quitarle la inmunidad a un miembro del Parlamento Europeo. “Vamos a utilizar todas las prerrogativas que tenemos como eurodiputados”.

Seguirá en Waterloo

Carles Puigdemont indicó que no tiene intención de mover su residencia “a ningún otro sitio”, pero sí acometer acciones en el conjunto del la UE. "No es normal que tengamos inmunidad excepto en un Estado -por España- . “No debe ser diferente”, porque para él, el derecho europeo es también español y asegura que si no tuviera inmunidad no pedirían el suplicatorio, por lo que considera que no es compatible reconocerla en el conjunto de la UE y no en España donde pesa una orden de detención. “Lucharemos para poder hacer acción en el Estado Español, porque es miembro de la UE”.

Carles Puigdemont en su nuevo despacho del Parlamento Europeo.
Carles Puigdemont en su nuevo despacho del Parlamento Europeo.Francisco SecoAP

Dijo que lo primero que haría al pisar suelo español sería ir a ver a los “presos y presas políticas", dijo Carles Puigdemont, sentimiento que compartió Comín y aseguró que mantendrán su “metodología” y no van a dar “ninguna batalla por perdida” ni si quiera el suplicatorio. “Puede haber una victoria política aun cuando no se aprobara, la de conocer la Europa del S. XXI de reconocer la autodeterminación de los pueblos y de que España les reconozca su inmunidad”.

Una periodista inglesa le recordó que él se saltó las leyes con un referéndum ilegal y le preguntó si se arrepiente de algo. Puigdemont aseguró que su “error” fue creer en el diálogo con el gobierno de Rajoy y no haber declarado la independencia antes.

Sobre en qué va a gastar los beneficios que perciba por su nueva condición dijo que para él “no son beneficios” sino que “creo que todos los demás tienen las mismas condiciones que yo” por lo que indicó que percibirá “lo mismo que todos los eurodiputados”. “No tenemos beneficios sino algunos déficit” y afirmó que “no ha cobrado ni un duro” y cree que tendrá la misma nómina que el resto.

Puigdemont colgando su chaqueta en el despacho del Parlamento Europeo.
Puigdemont colgando su chaqueta en el despacho del Parlamento Europeo.Francisco SecoAP

Por su parte, la eurodiputada de ERC consideró que el presidente del Parlamento Europeo debería pedir la liberación inmediata de Junqueras y que sea la Cámara quien decida si se le retira la inmunidad. Aseguró que ERC peleará por ello y lo llevará a la comisión de asuntos jurídicos para ver qué medidas tomar y así poder revertirlas. “Recurriremos la decisión en el Tribunal Europeo” y también pedirán un recurso de súplica al Tribunal Supremo y si este no cambia harán un recurso de amparo en al Constitucional.

La portavoz del PP de la delegación española, Dolors Montserrat envió un escrito a Sassoli para recordarle que tanto Puigdemont como Comín fueron diputados del Parlamento catalán hasta el 7 de enero, incurriendo en una presunta incompatibilidad por lo que pide que solo se les pague su sueldo desde la semana pasada, cuando renunciaron a ser diputados catalanes y no desde julio cuando salieron electos.