Publicidad
Publicidad
España

El Congreso no prevé cambios en los horarios de los plenos del Congreso tras pasar el Consejo de Ministros a los martes

PP, Vox, Cs critican que el objetivo del Gobierno es el de “dificultar” la tarea legislativa de la Cámara y el PSOE niega que se trate de impedir el funcionamiento de las Cortes

La decisión del Gobierno de pasar la reunión del Consejo de Ministros al martes ha llegado a la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso de los martes. PP, Ciudadanos y Vox consideran que este hecho es un intento por parte del Gobierno de dificultar y oscurecer la labor de la oposición en el Congreso mientras que desde PSOE y Podemos tratan de restarle importancia al asunto y aseguran que no habrá dificultades en cuanto a la labor legislativa en la Cámara Baja. El debate que ha generado el cambio de fecha de la reunión del Consejo de Ministros, podría conducir a un cambio en el calendario en el Congreso para la celebración de plenos, pero no suscita los apoyos suficientes entre los grupos de la Cámara y fuentes del Congreso confirman que no se realizarán cambios porque “la reunión del Gobierno no afecta a la actividad parlamentaria”.

Publicidad

Desde el PP y Ciudadanos han planteado en la Junta de Portavoces un nuevo planteamiento sobre el régimen de plenos, que podría incluir la reordenación del tiempo para registrar las preguntas en el pleno al considerar que no habrá tiempo para registrar nuevas preguntas al presidente del Gobierno y a su Ejecutivo una vez termine la rueda de prensa del Consejo de Ministros de los martes. La portavoz popular, Cayetana Álvarez de Toledo ha criticado que se trate de una “deriva autoritaria del presidente del Gobierno” y ha lamentado que el Congreso se encuentre ante la “degradación del Poder Legislativo”. En la junta de Portavoces ha propuesto que las comisiones del Parlamento se celebren los lunes y los martes y que los miércoles por la mañana se debatan las propuestas legislativas del Gobierno, para que por la tarde tengan lugar las sesiones de control al Ejecutivo y el jueves se estudien las iniciativas de la oposición. Desde Ciudadanos, su portavoz Edmundo Bal ha criticado que “el Gobierno no tiene interés en escuchar a la oposición”. Por parte de Vox, Iván Espinosa de los Monteros ha alzado la voz para asegurar que Sánchez está haciendo “una utilización de las instituciones del Estado” y que el cambio de día de los consejos de Ministros “dificulta la labor de control”.

Sin embargo, desde el PSOE niegan que el cambio llegue a afectar al funcionamiento de las cortes, aunque se abren a estudiar las propuestas que tanto PP como Ciudadanos han prometido. La presidenta del Congreso ha emplazado a los grupos a estudiar la adaptación del Legislativo en la próxima reunión de la junta de portavoces, aunque fuentes del Congreso descartan que se realicen cambios porque “no se producen solapamientos entre la actividad del Gobierno y la del Congreso”.

Con el cambio de día del Consejo de Ministros, los portavoces fijarán los temas a debatir en las sesiones plenarias sin saber que temas ha aprobado el Gobierno en sus reuniones, mientras que hasta ahora los temas se cerraban conociendo las medidas aprobadas en el Consejo de Ministros de la semana anterior, al celebrarse la reunión los viernes. El plazo para registrar las preguntas de la sesión de control al Gobierno finaliza el jueves por la tarde de la semana anterior al pleno en curso, aunque pueden cambiarse el siguiente lunes por actualidad. Al celebrarse la sesión los miércoles, la oposición no podría plantear cuestiones relacionadas con el Consejo de Ministros anterior al celebrarse una vez expirado el plazo para introducir cambios en las preguntas registradas.

El problema se agrava en el Senado dado que la sesión de control al Gobierno tiene lugar el mismo martes por la tarde. Esta coincidencia podría solapar, además, la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros con el inicio del control en la Cámara Alta lo que podría generar problemas si un ministro debe comparecer junto a la portavoz el mismo día que tenga que contestar a la oposición en el Senado.

Publicidad

Pese a ello, no parece que Pastor vaya a tener grandes apoyos. La vicepresidenta tercera Gloria Elizo, de Unidas Podemos, ha considerado que le parece «perfecto» el cambio del Consejo de Ministros defendiendo tanto la separación de poderes como de tareas entre el Legislativo y el Ejecutivo.

En la misma línea, fuentes de la Presidencia explican también que Batet no tiene en principio pensado realizar ningún cambio pero que escuchará las distintas posiciones que le planteen los grupos.

Publicidad

Podemos tiene tres puestos en la Mesa de la Cámara y el PSOE tiene otros tres sitios, de manera que entre ambos grupos controlan seis de los nueve votos de este órgano.

TEMAS