¿Preguntará el CIS de nuevo por la Monarquía?

La batalla de IU: Devolver el Rey al CIS. Al encontrarse Garzón en el Gobierno podrá plantear el debate, aunque la decisión final está en manos de Carmen Calvo

Es una batalla histórica la que Alberto Garzón ha asumido como propia durante sus últimos cinco años como diputado en el Congreso. Conseguir que la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas recoja de nuevo la impresión popular de los españoles acerca de la Monarquía. Izquierda Unida ha hecho bandera de esta cuestión en la Cámara Baja a cuenta de la ideología republicana que defiende el partido comunista y en los últimos dos años ha aumentado su ofensiva a la Corona exigiendo tanto al último Gobierno de Mariano Rajoy y al primero de Pedro Sánchez dotar al instituto demoscópico de la potestad para consultar a los ciudadanos sobre si prefieren una jefatura de Estado monárquica o republicana. Ahora, devolver al Rey al CIS puede ser uno de los combates más relevantes que puede liderar Alberto Garzón tras haberse convertido en parte del Gobierno.

El CIS no pregunta sobre la jefatura de Estado desde abril de 2015, un año después de la abdicación del Rey Juan Carlos. Sus esfuerzos a partir de la fecha no han dado resultados y tanto PP como PSOE han rehusado acceder a sus demandas. En los últimos dos años, Izquierda Unida ha aumentado su ofensiva sobre la Corona y ha registrado en varias ocasiones una batería de preguntas escritas al Congreso sobre “cuáles son los motivos por los que el CIS ha dejado de realizar encuestas sobre la Monarquía española” o sobre si “está preocupado el Gobierno por la opinión que sobre la Corona pueda tener la sociedad española? Registró el partido en octubre de 2018 también una proposición no de ley en la Cámara Baja señalando que el CIS llevaba 41 meses sin hacer ningún trabajo demoscópico sobre el papel del Rey. El Gobierno contestó por escrito a la iniciativa parlamentaria de IU respaldando que “el CIS utiliza para sus estudios indicadores similares a los que se aplican en las investigaciones sociológicas de otros centros de estudios y universidades internacionales”.

Ahora se abre la posibilidad de cambiar esta dirección al sentarse el líder comunista en el Consejo de Ministros y poder debatir con el presidente del Gobierno la idoneidad o no de volver a introducir este tipo de preguntas. Aunque su responsabilidad ministerial corresponde a Consumo si podrá, al menos, plantear el debate. La decisión final está en manos del ministerio de la Presidencia de Carmen Calvo. Fuentes del entorno a Garzón descartan que desde su ministerio tenga competencias para ello y desvían el foco al Congreso, donde todavía no han estudiado las iniciativas a emprender ni el orden en la nueva legislatura.