España

El nuevo Jemad reitera su “inquebrantable lealtad al Rey”

Robles asegura en la toma de posesión del general Villarroya que “la Constitución no necesita ninguna defensa especial. Está más fuerte que nunca”

El nuevo Jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), general del Aire Miguel Ángel Villarroya, ha tomado esta mañana posesión de su cargo. En un acto presidido por la ministra de Defensa, Margarita Robles, el que es ya la cuarta autoridad militar del país ha reiterado su “inquebrantable lealtad al Rey y a la Institución a la que representa”. La ceremonia ha arrancado en el patio de armas del Ministerio y allí también han estado los jefes de Estado Mayor de los Ejércitos y la Armada (JEME, JEMA y Ajema), los cuales fueron ratificados en sus puestos el miércoles, un día después de que se anunciara el cese fulminante del general Fernando Alejandre como Jemad.

El acto ha comenzado con Robles y Alejandre, que han pasado revista a las tropas, tras lo que se ha leído el decreto del nombramiento y el general Villarroya ha jurado su cargo, además de “cumplir las obligaciones” y "guardar y hacer guardar la Constitución”. Nada más oficializarse el traspaso de mando, ambos generales se han fundido en un emotivo abrazo.

Acto seguido el acto se ha trasladado al interior de la sede del Ministerio, donde el ya nuevo Jemad ha prometido trabajar con “humildad, abnegación y con la experiencia que me aportan mis más de 40 años de servicio a España en las Fuerzas Armadas”. Tras reconocer la labor de sus antecesores en el cargo, Villarroya ha recordado la misión de las Fuerzas Armadas de garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional, tal y como establece el artículo 8 de la Constitución.

En cuanto a sus retos como Jemad, ha hecho referencia a los nuevos campos de batalla del ciberespacio y el espacio, y a las amenazas que suponen las tecnologías emergentes, “de efectos demoledores”. En este punto se ha centrado en la necesidad de contar con materiales adecuados, pero no se ha olvidado del personal: “La tecnología está disponible en el mercado para quien la pueda adquirir, no así el personal bien formado y motivado”, ha destacado.

Por su parte, Robles ha querido agradecer en varias ocasiones al general Alejandre por “todos los años sirviendo a las Fuerzas Armadas y a España”. He aprendido mucho de ti", le ha dicho, añadiendo que también de Villarroya, hasta ahora director de su Gabinete técnico.

La ministra, ha querido hacer hincapié en que el relevo de Alejandre se debe a la “tradición de rotación” entre Ejércitos en la Jefatura del Estado Mayor de la Defensa, descartando cualquier oro motivo. Y defendió la continuidad de los Jefes de los Ejércitos y la Armada para mantener la estabilidad y “porque aquí no hay Fuerzas Armadas de un partido u otro”.

En su intervención, Robles ha apuntado que continuarán con su labor de trabajar por España y en defensa de la Constitución, aunque ha señalado que la Carta Magna “no necesita ninguna defensa especial. Está más fuerte que nunca, 40 años son la edad ideal y puede cumplir otros 140 más”.

Por último, ha insistido en que Defensa es un Ministerio de Estado, al igual que su política, y que trabajarán con el compromiso de que todos los ciudadanos, “sea cual sea el lugar de España donde estén, porque España es de todos y grande en su diversidad, cuenten con unas Fuerzas Armadas modernas y eficaces”

De esta forma, Villarroya sustituye a Alejandre, quien llegó en marzo de 2017 de la mano de María Dolores de Cospedal y a quien Robles confirmó en junio de 2018, cuando aterrizó en el Ministerio. Ha sido el único de la cúpula militar “heredada” del PP a quien la ministra socialista no ha mantenido.

Villarroya, tarraconense de 62 años, es un experto piloto que acumula cerca de 10.000 horas de vuelo, principalmente con aviones de transporte. A lo largo de su carrera en el Ejército del Aire ha sido, entre otros, jefe del 312 Escuadrón, del 45 Grupo (aviones VIP) y del Mando Aéreo de Canarias (MACAN), puesto que ocupó hasta abril de 2017, cuando Cospedal le nombró Director de su Gabinete Técnico.