El juez comunicará a “Ata” por videoconferencia su procesamiento por el asesinato de Giménez Abad

El ex jefe de ETA está preso en Francia y la conexión a tres bandas incluirá también, además de la Audiencia Nacional, al juez francés encargado de tramitar la solicitud

El ex "jefe militar" de ETA Mikel Carrera Sarobe, "Ata", en un juicio en Audiencia Nacional el pasado año

Una videoconferencia a tres bandas permitirá el próximo viernes que el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz comunique a Mikel Carrera, «Ata», ex «jefe militar» de ETA, su procesamiento por el asesinato, el 6 de mayo de 2011, del senador y presidente del PP de Aragón Manuel Giménez Abad. Más de 18 años después, una ardua investigación policial y de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, coordinada por el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de este tribunal, permitirá que el cierre de la causa, que en los últimos años se archivó hasta en dos ocasiones, esté un poco más cerca.

Tras la identificación del etarra en una rueda de reconocimiento por parte del hijo de la víctima, Borja Giménez Larraz, en octubre de 2018 (algo que también había hecho fotográficamente cuatro años antes), el juez Pedraz acordó cursar a Francia una orden europea de investigación (mecanismo de cooperación judicial entre los países miembros de la UE) para practicar por videoconferencia la ineludible declaración indagatoria que despeja el cierre de la instrucción. En esa comparecencia, el instructor comunica su procesamiento al investigado y, en su caso, le toma declaración.

Tras acceder las autoridades francesas a la petición del magistrado español, Pedraz acordó el pasado día 8 –en una providencia a la que ha tenido acceso LA RAZÓN– fijar para el último día de enero (entre las fechas propuestas por el país vecino) a las diez de la mañana la práctica de la diligencia. Por un lado, en la Audiencia Nacional se encontrarán, además del instructor, la fiscal del caso, Ángela Gómez Rodulfo, la defensa de la familia Giménez Larraz, que ejerce la letrada Carmen Ladrón de Guevara, y la abogada de «Ata». Por otro, en la prisión francesa de Lannemezan, donde cumple condena por sendas cadenas perpetuas, estará el propio ex dirigente de la banda terrorista. Y, por otro, desde París estará presente en la indagatoria el magistrado Bertrand Grain, encargado de llevar a buen término la petición del tribunal español.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional, que dirige Jesús Alonso, solicitó el procesamiento de Mikel Carrera en julio del pasado año por el asesinato en 2001 del entonces presidente del PP de Aragón. Giménez Abad recibió tres disparos en la cabeza de un terrorista cuando se dirigía junto a su hijo Borja a presenciar un partido del Real Zaragoza en el estadio de la Romareda. Del autor material del asesinato nada más se supo hasta que en febrero de 2011 fue detenido el que era «jefe militar» de ETA, Javier García Gaztelu, «Txeroki», a quien los agentes le intervinieron una agenda de 2001 con anotaciones sobre varias reuniones con integrantes de los «comandos». En ella figuraban dos reuniones con «Ata» en enero y marzo de ese año. Según los investigadores, al menos desde enero de ese año formaba parte del «aparato militar» de la banda terrorista y, probablemente, de uno de sus «comando». El hallazgo permitió reactivar la causa y el posterior reconocimiento de «Ata» por el hijo de la víctima y otros testigos derivó en su procesamiento.